miércoles, 15 de enero de 2014

Simplemente Courtois


Con sus 199 centímetros, sus 91 kg de peso y su corta edad, 21 años, se ha convertido en una pieza clave del equipo de moda. Lo más reciente, sus decisivas intervenciones ante el Valencia en la Copa, tanto en la ida como en la vuelta. Lo más lejano, sus primeras patadas a un balón como lateral izquierdo cuando su edad aún se contaba con los dedos de las manos. 

Debutó con el Genk el 17 de abril de 2009. A pesar de ser el sexto portero del equipo, una serie de circunstancias dignas de una película de béisbol fabricada en Hollywood le llevaron a situarse bajo los palos (ventas, lesiones, sanciones…). En la campaña 2010/2011 ya era el portero titular. Y en la línea de sus actuales "aficiones", sus paradas fueron clave en el título de Liga que su equipo logró esa temporada. El 16 de julio de 2011 el Chelsea le hace una oferta que no pudo rechazar… y firmó cinco temporadas. Instantáneamente fue cedido al Atlético de Madrid. 

Casi con seguridad los blues buscaban un equipo para que ese chaval con buenas perspectivas tuviera minutos y el Atlético de Madrid era de esos equipos grandes, pero pequeños. Que no molestaban. Nunca pensaron que estaban cediendo un cerrojo de oro para asegurar la puerta de un conjunto que, a día de hoy, es imparable. Ni tampoco que formaría parte de esa pequeña humillación que fue la final de la Supercopa de Europa en 2012

Y es que, a medida que el Atlético de Madrid crece, Courtois crece. Poseedor del trofeo Zamora la pasada temporada, tiene en su palmarés con los rojiblancos (además de la mencionada Supercopa), una UEFA Europa League y una Copa del Rey. Y aunque es verdad que las temporadas no son como empiezan, sino como terminan, lo cierto es que hoy son colíderes de la Liga y están clasificados para la Champions y la Copa con solvencia. 

Será su elasticidad, su complexión, sus reflejos, o quizás su actitud, su educación, sus cinco idiomas, su afinidad con el vestuario… Lo más probable es que sea una mezcla de todo lo que le ha convertido en uno de los porteros mejor valorados. Un portero que desde 2011 negocia cada año su cesión una nueva temporada con los madrileños. Siempre parece estar en la cuerda floja, aunque todos le quieran. El Chelsea no quiere perderle, pero ahora mismo tiene a Pter Cech, considerado uno de los mejores guardametas del mundo y Courtois ha dejado claro que no quiere cambiar los palos por el banquillo. El Atlético no puede permitirse dejar escapar a un jugador sin el que no serían lo que son, pero su situación económica juega en contra. Otros clubes han entrado en liza, aunque parece que todo es humo.

Idas y venidas para decidir el futuro de un hombre (con cara de niño) que asegura que "responde muy bien a la presión", que le hace jugar "mejor todavía". Y es que tener la portería asegurada es fundamental para cualquier equipo. ¿Cómo acabará su historia? El tiempo lo dirá. Único, clave, decisivo… simplemente Courtois.

No hay comentarios :

Publicar un comentario