miércoles, 13 de noviembre de 2013

El dedo en el ojo: Messi se borra

Desde la más tierna infancia, el ser humano se enfrenta a situaciones en las que debe elegir qué es lo más importante para él. Rechazar las otras opciones suele ser complicado y, de forma habitual, se emplean lo que comúnmente se conoce como excusas. Basta echar la vista atrás en la vida de cada uno para ver ejemplos sobre esto. Ese niño al que se le muere el periquito precisamente unas pocas horas antes de la fiesta de cumpleaños del empollón de la clase. Ese empleado que se pone gravemente enfermo la tarde en la que su equipo juega la final de Copa o esa adorable abuela que, de forma sospechosa, tiene mala cabeza cada vez que toca darle propina al nieto. Pasa en las mejores familias.

Messi parece estar recurriendo a este tipo de tácticas tan habituales para conseguir llegar al mundial y triunfar con Argentina. El futbolista, ganador ya de todo lo ganable, sabe que esa falta de éxito con su selección es un borrón muy evidente en su carrera deportiva, y es consciente de que éste debería ser su mundial. De ahí que no extrañe que esta temporada Messi sea un fantasma, una sombra de lo que ha sido en los cursos anteriores y que sus molestias, reales o no, le impidan disputar encuentros y agotar su físico.

¿Casualidad? Da que pensar que sea precisamente a comienzos de la temporada cuando Messi tiene todos estos problemas. Además, su escasa actitud es sospechosa, más en un futbolista que hasta ahora saltaba al campo con más hambre de gol que Carpanta. Lo único cierto, a día de hoy, es que el argentino, por mucho que insista en su amor al Barça, no tiene el compromiso que se le debería exigir. Por otra parte, y aquí nos disfrazamos de Nostradamus para lanzar una profecía, es más que probable que Messi llegue al mundial en una forma física excepcional, fruto de una temporada con menor agotamiento al haber disputado menos encuentros.

Y como hablar de profecías trae a la mente de forma inevitable la sonriente figura de Iker Jiménez, parafrasearemos al mago del misterio diciendo; ¿lesiones reales, fingidas, falta de compromiso o problemas personales? ¿Qué opinan ustedes, amigos?

Pablo Incausa García

No hay comentarios :

Publicar un comentario