jueves, 3 de octubre de 2013

Diego López vs Casillas. Round 1. ¡Fight!

Divirtámonos un rato. Hoy que el debate en las porterías de nuestro fútbol está más caliente que nunca, juguemos a comparar a Diego López con Iker Casillas. Esta mañana en el coche, de camino al trabajo, escuché con asombro una palabra que terminó de despertarme: “antológicas”. Un simpático compañero de las ondas definió así las intervenciones del portero mostoleño en la noche de ayer.

Como ven, empezamos a movernos en el terreno subjetivo. En la oficina unos decían que sí, que El Santo volvió a hacer de las suyas. Otros sostenían que cualquier intervención de Iker se ensalza de manera exagerada. “Diego López las hace en cada partido y sus soldados de la prensa no salen a encumbrarle”; “Casillas es el capitán del Madrid y además salvó a España en la final del mundial”. Sin duda el debate sigue vivo.

Sacudido y aturdido por tan firmes argumentos, me decidí por rascar en la superficie, para sacar conclusiones con los números delante. Digo “superficie” porque creo que el rendimiento de un futbolista no puede analizarse con una calculadora en la mano. Pero como dije; esto no es más que un juego. Olvidémonos del césped, centrémonos en los datos.

Muchos defensores de Diego López señalan que Casillas evidenció un bajón en su rendimiento antes de su lesión. Se dice que ya no era el mismo de siempre y que al Madrid le hacía falta competencia en la portería. Fue precisamente ahí donde entró Álvaro Arbeloa. Su intervención puso directamente en un AVE Sevilla-Madrid a un Diego López que competía con Andrés Palop por un puesto en la portería del Sevilla. Por eso creo que es justo comparar la temporada anterior y ésta que está en marcha. Cogí lápiz y papel y esto es lo que ha salido:

Diego López ha disputado 33 encuentros oficiales con el Real Madrid entre todas las competiciones, encajando 41 goles y manteniendo la portería a cero en 5 ocasiones, lo que representa el 15,15% de los partidos. Su media de goles encajados es de 1,24 por partido.

Por su parte, Iker Casillas ha disputado 30 partidos oficiales entre todas las competiciones, ha encajado 33 goles y ha mantenido su arco inexpugnable en 11 ocasiones, lo que representa el 36,6% de los partidos disputados. Su media de goles encajados por partido es de 1,10.

Como se aprecia, Casillas se impone en todos los lances. Lo que se puede afirmar con rotundidad es que al portero gallego le cuesta mucho más que al madrileño mantener su portería imbatida (D. López 5 veces en 33 partidos; Casillas 11 en 30). ¿Por qué? Eso ya forma parte de la realidad y en este pasatiempo sólo nos interesan los números.

“IKER CASILLAS ES MEJOR QUE DIEGO LÓPEZ”, rezaría mi titular. Emocionado al haber descubierto la verdad universal en este asunto, me decidí a indagar en la red, por comparar. “Vayan sacando brillo a mi Pulitzer”, pensaba entre clic y clic. Una de mis búsquedas me acercó un interesante documento en Grada360.com. El compañero Ignacio Serrano Calleja se había propuesto fulminar mi brillante exclusiva. Mi Pulitzer se esfumaba a medida que avanzaba en la lectura de su texto. Él sí se tomó esto en serio y buceó de verdad en los números de ambos cancerberos:

Basándose en las intervenciones de ambos, señala que el porcentaje de paradas de Diego respecto a los disparos recibidos, es superior a los conseguidos por Casillas en cuatro de las últimas cinco temporadas. El lucense detiene este año el 76% de los balones que le llegan, mientras que el madrileño sólo supera ese porcentaje en 2009, con un 84,6%.

“Esto se ajusta mucho más a la realidad”, dirán algunos; “A un portero hay que analizarle por el volumen y la calidad de sus intervenciones, no por los goles recibidos”, sostendrán otros con vehemencia. La verdad es que yo ya no sé qué pensar. Me emociono como siempre con Casillas, pero cuando veo a ese tallo gallego de 196 centímetros estirarse como lo hace, me dan ganas de bailar una muñeira.

Disfrazadas de solemnes números objetivos, a menudo, detrás de las estadísticas, se esconden retorcidas intenciones. No se fíen, señores. Mr.Chip y Pedrito Números no están en posesión de la verdad absoluta (aunque hagan una labor encomiable). Me gustaría acabar este disparate con una reflexión de Serrano Calleja: “Es frecuente que, en estos casos, sobre estadísticas, se le atribuyan a los números cierta frialdad y, a sus argumentos, una naturaleza algo tramposa. El análisis del fútbol, efectivamente, atiende en gran medida a factores intangibles como, entre otros, la entrega, el rendimiento y el contexto del juego”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario