lunes, 14 de octubre de 2013

Bruno y Cani, capitanes de un 'Submarino' de Champions

Desde que el Valencia confirmara al final de la pasada temporada su caída definitiva de puestos Champions y el Atlético dejase claro su condición de tercer equipo más fuerte de España, la cuarta plaza de la Liga BBVA es una posición privilegiada por la que luchan un pelotón de conjuntos. Buenos equipos que son capaces de confrontar y ganar en un duelo cuerpo a cuerpo contra los grandes, aunque no siempre. Tan sólo en asaltos dispersos.
A día de hoy, aunque aún quede la mayoría del campeonato por disputarse, un recién ascendido se ha apoderado del último escalón que da acceso a Champions practicando, además, un fútbol bastante vistoso y ordenado. No me atrevo a calificarlo como sorpresa, sobre todo si atendemos a su trayectoria en la máxima categoría del fútbol español en los últimos diez años. También en Europa, donde llegó a estar a 11 metros de meterse en una final de Champions en la temporada 05-06.
El factor sorpresa se esfuma, además, si observamos la calidad de los fichajes realizados durante el verano. Nada de revoluciones, sólo cinco altas hechas con sentido y con el objetivo de reforzar los puestos más flojos del conjunto. En Villarreal sabían que no les hacían falta líderes, ya los tienen desde hace años y, como los mejores caldos salidos del viñedo manchego, los dos que ejercen como tales de los castellonenses son mejores cada temporada que acumulan en sus piernas. Bruno Soriano y Rubén Gracia, más conocido como ‘Cani’, viven el mejor momento de sus carreras.
Una acción tan básica como teclear sus nombres juntos en Google te lleva a recordar que en 2009 protagonizaron un altercado entre ellos en un entrenamiento. Muy atrás queda ese roce. No debería haber indagado en la opción ‘Herramientas de búsqueda’ para encontrar la instantánea que ilustra esta entrada, y que describe a la perfección el estado de forma del conjunto que dirige Marcelino García Toral.
Previamente en esta misma entrada he descrito el juego del equipo castellonense como vistoso y ordenado. El ‘10’ amarillo encarna, sin duda, la primera de las características. Sus diagonales por banda izquierda, acabadas en ocasiones en auténticos golazos, están siendo de lo mejor de la competición hasta el momento. Además, sólo Koke y Neymar le superan en asistencias en el torneo liguero. Por su parte, Bruno es el máximo exponente del segundo de los adjetivos empleados al comienzo de este párrafo. El mediocentro alecciona a su par en cada encuentro en lo relativo a despliegue físico, salida de balón y capacidad de equilibrar a su equipo. De hecho, es el quinto mejor recuperador del campeonato. Ahora mismo, tras Busquets, es el pivote más completo de la Liga BBVA y no sería extraña una llamada de Del Bosque en próximas citas de la selección española.
Su rendimiento es clave. Una bajada de nivel de cualquiera de ellos hará que descienda, a buen seguro, el ritmo de puntos conseguidos por el Villarreal en esta liga. Por ello, jugadores como Giovani han de incrementar su aportación al juego colectivo y continuar con su dinámica goleadora (4 tantos hasta el momento) para que el equipo amarillo pueda seguir soñando con volver a la Champions la próxima campaña.

No hay comentarios :

Publicar un comentario