martes, 17 de septiembre de 2013

La ilusión por el gol: Borja Bastón


Vivimos unos momentos muy duros para muchas familias. Es época de tener ilusión, de levantarse tras haber caído en el más profundo abismo de una crisis que afecta a unas de las mejores generaciones del país. Ocurre en todos los ámbitos, desde el periodismo al fútbol, con profesionales con experiencia que ven como su futuro se torna más negro que blanco en estos momentos. Sólo los que logran levantarse, aquellos que luchan por conseguir hacer realidad su sueño, podrán demostrar que el gran talento que atesoran puede servir para cambiar la tendencia pesimista. Uno de estos ejemplos, en el mundo de balompié, es el protagonista de esta semana. Formado en la cantera del Atlético de Madrid, muy pronto comenzó a destacar. De casta le viene al galgo, porque su padre fue profesional, pero curiosamente, no eligió la misma demarcación que su progenitor, la más opuesta concretamente. Decidió no detener los disparos de los rivales, sino marcar goles al conocer de primera mano los puntos débiles del cancerbero.

Tal era su calidad, que era un fijo en las categorías inferiores de la selección española.  Su cenit, llegó en 2009, en el mundial sub-17 celebrado en Nigeria. Con una espectacular generación, el combinado nacional acabó en tercera posición con Borja como bota de oro del torneo. En ese equipo, figuraban futbolistas de la talla de Isco, Sarabia, Aurtenetxe o Álvaro Morata, suplente de Borja en la posición de ariete. Sus cinco dianas conseguidas le permitieron permanecer en la historia del torneo y llamar la atención de la afición rojiblanca, que veía en él al nuevo Fernando Torres. Pero la mala suerte se cebó con él, justo el día más feliz de su vida. En el debut con el primer equipo, una grave lesión de rodilla se cruzó en el destino del delantero madrileño. Volvió siete meses después con el filial, pero Borja necesitaba más.
Dos cesiones para reencontrarse

Real Murcia y Huesca han sido los dos últimos equipos en los que Borja Bastón ha militado. Su primer gol como profesional llegó en la Liga Adelante y el tanto sirvió para dar la victoria a su equipo ante el Numancia (2-1). Tras ese año, el Huesca confió en él. No fue la mejor temporada a nivel colectivo, pero a Borja le valió para reencontrarse.

Pero el gran paso en su carrera deportiva llegó con su tercera cesión, esta vez a un equipo con aspiraciones, el Deportivo de La Coruña. Con el objetivo del ascenso, Borja ha recuperado la confianza en su juego y lo demostró en el primer partido que disputaba como titular, ante el Sabadell. En la Nou Creu Alta, Borja demostró su enorme calidad consiguiendo dos buenos goles, para una gran victoria del equipo dirigido por Fernando Vázquez.

Con sus 191 centimetros de altura, su calidad con el balón en los pies y su juego de espaldas a porteria, Borja Bastón es uno de los delanteros con más proyección de la Liga Adelante. Su edad, su sacrificio y sus ganas por triunfar y cumplir su sueño, hacen de este ariete uno de los jugadores a tener en cuenta en la temporada 2013/14 en la Liga Adelante.

No hay comentarios :

Publicar un comentario