jueves, 12 de septiembre de 2013

El dedo en el ojo: Casillas, vaca sagrada

El partido de Finlandia, además de dejar casi asegurada la primera plaza para la selección española, supuso el retorno de Casillas a la portería nacional. España ha sido, tradicionalmente, una tierra de grandes porteros. En el momento actual, sin ir más lejos, hay porteros suficientes como para generar en Del Bosque serias dudas sobre a cuál de ellos convocar para cubrir los palos de la portería de la selección. De Gea, Valdés, Diego López, Reina y otros metas que todavía no han tenido la oportunidad de defender la portería nacional. De ahí que surja la siguiente pregunta: ¿Por qué Casillas debe ser el portero titular de la selección en los partidos oficiales actualmente?

El mundo del fútbol es cruel, especialmente en la portería, donde sólo puede jugar uno y la confianza que se deposita en un guardameta es fundamental para su buen rendimiento. Casillas ha sido, sin duda, el mejor portero español en los años precedentes, pero es evidente que ahora no lo es. La prueba es que ni siquiera es titular en su club, donde ha sido desbancado por Diego López.

En la selección deben jugar los mejores y en su mejor momento. Si un jugador no se encuentra en estado de gracia, es mejor que se quede fuera de la convocatoria, no digamos ya del equipo titular. Por eso, que Del Bosque confíe en Casillas para un partido fundamental de cara al mundial, dejando de lado a otros porteros que están rindiendo a mejor nivel en sus equipos es, en primer lugar, una de esas ideas obstinadas que todo entrenador acaba por padecer antes o después. Además, supone un desánimo y cierto desprecio hacia el resto de los porteros, al darse cuenta de que, mientras Casillas siga en activo, y aunque no dispute minutos con su club, va a ser la persona que va a cerrarles el camino hacia la selección.

Por todo esto, Del Bosque debería sentarse a reflexionar, olvidarse del pasado y vivir el presente. Y en el presente un portero que no juega minutos en su equipo no es el más indicado para defender la portería de la selección campeona del mundo.

Pablo Incausa García

No hay comentarios :

Publicar un comentario