domingo, 18 de agosto de 2013

Nada que ver con el 'EuroMálaga'

Aún a la espera de que se complete la primera jornada de la Liga BBVA 2013-14 y, por lo tanto, de que saciemos totalmente nuestro deseo de fútbol, los encuentros disputados ayer sábado dejaron apuntes que son difíciles de pasar por alto.
Sensaciones. La campaña es larga y sacar algún tipo de conclusión sería de locos, pero cierto es que ya podemos apreciar cierta clase de sintomatología en algunos equipos que no debería hacer otra cosa que preocupar a sus dirigentes. El conjunto que se mostró más pálido en la apertura de esta liga fue, sin duda, el Málaga.
Quizás esta sensación está marcada por el contraste existente con la perfecta orquesta dirigida por Pellegrini el pasado año, pero seguramente los malaguistas que siguieran el encuentro de su equipo acabaron preocupados por lo exhibido ayer sobre el césped de Mestalla: sólo una cierta dosis de orden, y nada más. Escaso talento, pegada inexistente y ningún rastro de ideas.
No creo que haya ningún club que salga beneficiado de suplir la baja de Toulalan con un futbolista del nivel de Tissone, por ejemplo, o de perder a un jugador de la clase de Isco y no buscarle un recambio que, aunque no alcance su nivel, tenga la capacidad de decidir algún encuentro con un destello de calidad. Hasta un portero de la seguridad de Caballero se contagió de la sosería de sus compañeros y cometió un error que provocó la derrota de los de Schuster. El Málaga pinta mal, pero aún tiene tiempo de solventarlo con buenos fichajes y mucho trabajo.
La otra cara de la moneda fue el Athletic, que por momentos recordó al de la primera temporada de la ‘era Bielsa’. En parte debido a que a uno de sus mejores futbolistas, Muniain, parece haber recuperado las ganas por practicar este deporte al más alto nivel y de demostrar que puede marcar una época en uno de los equipos con más historia de nuestra liga. También ha empezado enchufado el fichaje estrella de este año y quizás uno de los jugadores más irregulares que hayamos tenido la oportunidad de ver en la nuestra competición en los últimos años: Beñat Etxebarria. Una de las incógnitas del club bilbaíno es si el ex futbolista del Betis será capaz de mantener un buen nivel durante todo el año. En cualquier caso, las bajadas en su rendimiento deberían notarse menos con Ander Herrera pegado a él. Sin duda, pocos binomios pueden despertar mayor ilusión en Bilbao. Ambos deberán dar al nuevo San Mamés sus primeras tardes de gloria.

No hay comentarios :

Publicar un comentario