lunes, 3 de junio de 2013

Cuando el bolsillo pesa más

Se acabó lo que se daba. La Liga BBVA baja el telón y haciendo un resumen breve del año, uno se da cuenta de todo lo que ha pasado. Han sido muchos los acontecimientos de los que hemos sido testigos. El final de competición nos deja a tres equipos fuera de la élite, otros que llegan a lo más alto, entrenadores que se van, otros que llegan y futbolistas que dejan su club para rendir fuera de nuestras fronteras. Pero de entre todas estas buenas nuevas, sorprende y mucho el fichaje de Falcao por el AS Monaco.
Nadie creía que la salida del delantero colombiano podría suponer un vuelco en este mercado de fichajes que comienza. El cambio de aires se daba por hecho, más aún tras las temporadas que ha realizado en el club del Manzanares. El ex del Oporto parecía con medio pie en el eterno rival, pero la sorpresa llegó cuando el AS Monaco anunció contactos con el punta del Atlético de Madrid.
El paso de los días parecía confirmar dichas conversaciones entre la directiva rojiblanca y la del club monegasco, y al final sucedió. Falcao se convertía en el nuevo delantero del club francés por el módico precio de 60 millones de euros, según L´equipe. La publicación francesa asegura que el colombiano se convierte de esta manera en el fichaje más caro de la historia de la Ligue 1. Además, con un salario que rondará los 14 millones anuales, el Tigre se coloca en el podium de los futbolistas mejor pagados del mundo, solo por detrás de Ibrahimovic (15 millones) y el camerunés del Anzhi ruso, Samuel Eto´o que lidera tan cuestionable listado con un sueldo de 20 millones anuales.
La llegada del multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev ha provocado una revolución del mercado. Ya nos empezamos a acostumbrar a estos “meneos” que los poderosos le pegan a las principales ligas europeas. Parece estar de moda gastar dinero en la compra de los mejores jugadores de fútbol del planeta. Lo hizo Abramovic, quien abrió la lata, y tras él fueron llegando uno tras otro los miembros de las economías más holgadas del mundo a introducir sus euros en este deporte.
No sabemos si ese ha sido el factor detonante para que el ya ex jugador colchonero haya decidido este nuevo destino. Cabe destacar que su nuevo club viene de pasar un año en la segunda división de la competición gala. De inicio, pasará un año lejos de la ansiada Champions, la cual siempre se tornó como el principal objetivo de todo jugador profesional. De ahí lo incomprensible de su nuevo destino, más aún cuando las novias han sido muchas y muy variadas a lo largo y ancho del continente. Chelsea, Real Madrid, Manchester City han sido alguno de los clubes que pretendieron hacerse con sus servicios y que, al menos, le ofrecían un año en la máxima competición del Viejo Continente. No sabemos si el montante era el mismo o parecido al que ofrecieron los franceses, pero algo tuvo que ver Falcao para elegir su nuevo equipo. Quizás un atractivo proyecto a largo plazo, puede que alguna cláusula especial o simplemente dinero.
Veremos como afronta este año de transición el nuevo Monaco de Rybolovlev. Un año que se presupone difícil en cuanto a títulos, ni Chelsea, ni City, ni PSG, ni Málaga ganaron títulos importantes en su primer año como “nuevos ricos”. Al igual que pasara con el Chelsea, Ranieri será el encargado de tomar las riendas de este ambicioso proyecto que ya cuenta con algunos de los jugadores más potentes del mundo. Junto a Falcao estarán sobre el terreno de juego, de momento, James Rodríguez y Joao Moutinho que llegan del Oporto a tierras francesas gracias a un traspaso que se cifra en 70 millones. Otro gran negocio del los lusos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario