viernes, 3 de mayo de 2013

La salvación en el Murcia depende del talento de Javier Matilla



El Real Murcia se juega en las últimas jornadas su presencia en la Liga Adelante. A pesar de ser uno de los equipos con mayor pedigrí de la categoría y de que el objetivo a principio de temporada era otro, la irregularidad del equipo grana ha llevado a los jugadores dirigidos ahora por Onésimo a jugarse no descender al infierno de la Segunda B. Y eso que los dirigentes diseñaron un equipo destinado a tener la posesión y a ser los dueños de los partidos. Y en esa filosofía, encajaba a la perfección el protagonista de esta semana, Javier Matilla.

Natural de Quero, Toledo, este centrocampista creativo nació el día de año nuevo de 1988. Tras destacar en su localidad natal y en las categorías inferiores de la selección territorial de Castilla La Mancha, el Albacete lo fichó para sus categorías inferiores. Pero el dinero es vítal para seguir manteniendo las canteras de los clubes de fútbol, y en una maniobra inusual en el balompié español, el Villarreal compró a los mejores jugadores de los escalafones inferiores del "Queso mecánico". De esa forma, Matilla llegó al Villarreal C. Desde su llegada al conjunto amarillo, Matilla empezó a destacar. Bien jugando como mediapunta o como mediocentro creativo, era una de las grandes estrellas de los filiales castellonenses, cuyo gran logro fue el ascenso a la Liga Adelante. Debutó en Liga BBVA en la temporada 2008/2009 con Juan Carlos Garrido como entrenador, pero no contó con muchas oportunidades.

Entonces, y tras unas negociaciones abiertas, rotas y de nuevo abiertas en cuestión de días, Pepe Mel conseguía tener en su plantilla uno de sus grandes objetivos. Y es que Matilla era el jugador que le quitaría el puesto a Beñat, hoy titular indiscutible e internacional. El toledano, cedido al Murcia.

Muchos entrenadores le acusan de ser indolente dentro del campo, o de los constantes problemas con las expulsiones y las lesiones musculares. Pero cuando Matilla decide jugar, el espectáculo está garantizado y su equipo lo nota. Además, sabe que es uno de los pesos pesados del equipo, y ante la importante cita del próximo domingo ante el Castilla, no se esconde y cree en la salvación: "La suma de todos está haciendo que ahora estemos mejor y, aunque los resultados no han acompañado en algunos partidos y seguimos en zona de descenso, no podemos seguir más tiempo ahí, porque el equipo ve que han aumentado sus posibilidades y crea más peligro al rival y es más sólido".

No hay comentarios :

Publicar un comentario