martes, 14 de mayo de 2013

La clasificación para Champions, al rojo vivo

El calor en nuestro país está cada vez más presente y los equipos que pelean por conseguir la última plaza de Champions parecen haber olvidado la protección solar en el rincón más oscuro de sus armarios. La cuarta posición de la Liga BBVA abrasa. Cada jornada disputada conlleva una subida más alta de la temperatura en la zona noble de la tabla. En estos momentos, Real Sociedad y Valencia están empatados a 59 puntos, aunque los vascos se mantienen por delante gracias a que tienen a favor el golaverage particular con los valencianos.
En esta atmósfera asfixiante en la que cada error supone una puñalada con un machete de filo helado (como el gol que Recio marcó ayer en el minuto 93), hay un delantero que se mueve como pez en el agua. Un 'Soldado' se siente como en casa cuando hay calor de por medio, balas volando por el aire. El atacante del conjunto che está exprimiendo su cargador en este tramo final de campeonato. Cinco jornadas consecutivas marcando, la mejor de racha que hay en estos momentos en la Liga BBVA. Un total de siete tantos que han ayudado al Valencia empatar con la Real en la cuarta posición.
La inexperiencia en estas situaciones es un hándicap que supera con creces el nivel futbolístico demostrado por los diferentes equipos a lo largo de una temporada. Es algo que está pasando en Anoeta. La Real Sociedad apuntaló una ventaja de cinco puntos sobre el Valencia hace dos jornadas a falta de cinco para concluir el campeonato. Dos partidos después, el terreno ganado se ha esfumado y únicamente los buenos resultados ante los pupilos de Ernesto Valverde mantienen a los vascos cuartos.
No obstante, la Real sigue siendo favorita para alcanzar la Champions. La falta de experiencia algo a lo que el conjunto donostiarra se puede sobreponer a base de actitud e insistencia. Básicamente, lo que les faltó anoche: a pesar de estrellar dos balones en los postes ante el Granada con el resultado a favor, los de Montanier se dejaron encerrar en los últimos minutos. Gracias a esto y alguna dosis de fortuna en forma de rebote, el ex malaguista Recio pudo poner el empate para un Granada que fue merecedor del mismo.
Desde luego, el juego y la trayectoria en la presente temporada 2012/13 están a favor del conjunto txuri-urdin para conseguir el tan ansiado pasaporte a la Champions. A poco que saque su orgullo, el sueño de volver a la máxima competición continental dejará de serlo y pasará a convertirse realidad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario