lunes, 27 de mayo de 2013

Jornada 37: Así no se hace

La primera final para los equipos de la zona baja de la tabla deja clara una idea: con esta actitud el único futuro es el pozo de la Segunda División. Mallorca, Depor y Real Zaragoza saltaron al campo pensando más en lo que iban a disfrutar de la ducha caliente de después que en ganar el partido. Ni siquiera fingieron plantar cara a sus rivales y deportivistas y zaragocistas se dejaron arrollar por ellos con la indolencia más absoluta. Esa actitud de estos tres equipos hace que, en justicia, merezcan más que ningún otro el pasaje al infierno. No es descabellado que el trío calavera descienda, puesto que el Celta, muy hábil, ha apretado las dientes en el momento clave y tiene un último enfrentamiento muy favorecedor, en casa frente a un Espanyol que ya está de vacaciones. El Mallorca ya planifica su próxima campaña en segunda mientras que Depor y Zaragoza están más preocupados en lanzarse acusaciones de amaños que en generar un ambiente en sus vestuarios de unión y confianza. Sí, las aficiones aún sueñan, esperan que suceda lo imposible. Pero fríamente, los coruñeses necesitan, a día de hoy, un milagro para vencer a una Real que se juega la champions y los zaragocistas, para salvarse, deben esperar una carambola más compleja que las logradas por el campeón mundial de billar. Como en el colegio, los deberes no pueden dejarse para el final porque siempre acaba llegando el momento en el que suspendes. Mallorca, Depor y Real Zaragoza han hecho las cosas como no se debe, sin ganas y mal. Si el fútbol es justo, su sitio no debería estar en Primera.

Pablo Incausa García

No hay comentarios :

Publicar un comentario