martes, 14 de mayo de 2013

Jornada 35: Una victoria descafeinada

El Barça ha ganado la liga. ¿Alguien se ha enterado? Bueno sí, nos hemos enterado todos, pero ha sido la victoria liguera más descafeinada de los últimos tiempos. Ni siquiera los aficionados culés han ido a Canaletas a montar una fiesta de esas que suelen terminar en disturbios con la policía. De acuerdo que el Barça paseó por las calles de Barcelona ante miles de personas, pero la euforia, la explosión de emociones que llegan con la victoria, no existió esta vez. Hace tanto tiempo que la liga está decidida que era cuestión de tiempo que el título barcelonista fuera certificado matemáticamente. Y eso era lo único que todos esperábamos, con un Real Madrid a años luz y un Atlético que nunca fue realmente un candidato. Esto me lleva de nuevo a pensar en el nivel de la Liga BBVA. Nos encontramos ahora con una liga no ya de dos como en años anteriores, sino sólo de uno. Lo más emocionante no es la disputa por el título que siempre llena de orgullo a los que compiten, sino la dramática lucha por la salvación. Es para reflexionar. ¿Realmente es esta la liga que queremos? Una liga de dos en la que, si uno falla ligeramente, se pierda toda competición, toda tensión y sólo queda una serie de partidos a la espera de la victoria matemática. Si los peores equipos de la liga son los únicos que dan vida a la competición, va siendo hora de que se empiece a pensar en otra versión del campeonato liguero español.

Pablo Incausa García

No hay comentarios :

Publicar un comentario