domingo, 7 de abril de 2013

Montanier se hace fuerte en el cuarto puesto

Hace unos meses nadie apostaba un duro por el mismo entrenador que a día de hoy ha colocado a la Real Sociedad en puestos Champions. El conjunto vasco, tras su victoria de ayer ante el Málaga, se coloca en solitario en la cuarta posición de la tabla clasificatoria que le acerca, más aún, al sueño de jugar el año que viene en Europa, tras una década sin pasearse por el Viejo Continente. Gran mérito el de Montanier, que aguantó siempre el chaparrón, y gran acierto el de la directiva por hacer caso omiso a las quejas precipitadas de la afición.
 
Llegó en la temporada 2011-2012, sin vivencias en nuestra liga y con apenas cuatro años de experiencia en los banquillos. Hasta su llegada a Anoeta, el técnico francés había pasado por equipos de su país sin hacer mucho ruido. El Toulouse y la selección de Costa de Marfil, como segundo entrenador, y el Bastia o el Boulogne como primero. Su gran reto llegó de la mano del Valenciennes FC, donde estuvo dos de las tres temporadas por las que firmó a su llegada. El contrato no se completó debido a las numerosas ofertas que tenía de algunos grandes de la Ligue 1 y de la competición española. Y así fue. Montanier rechazó clubes como el Girondins o el Auxerre, históricos de la liga francesa, para aceptar el reto de entrenar a un conjunto español.

Su primer año al frente del club txurriurdin no fue nada bueno, estando a punto de cambiar de aires en más de una ocasión. Han sido muchas las noches en las que el galo tuvo que sufrir el molesto sonido de viento procedente de las miles de personas que llenaban Anoeta. Un mal año, duodécimos en su primera temporada, que pudo revertir en la segunda vuelta para no acabar sufriendo en las últimas jornadas. Los 48 puntos que les permitieron vivir tranquilos al final de la temporada fueron el fruto de una buena segunda mitad, venciendo a equipos como Sevilla, Athletic o Valencia. De los nueve encuentros que ganó la Real en toda la temporada, ocho de ellos los consiguió en la segunda mitad del curso. Un gran final de temporada que están completando con este buen año.

El comienzo no fue sencillo, la goleada en el siempre temido Camp Nou por cinco goles a dos frente al FC Barcelona, hizo pensar que este sería otro año difícil para la disciplina del club blanquiazul. Pero nada más lejos de la realidad. El gran 2013 que están haciendo los de Montanier es el principal motivo por el que han alcanzado la cuarta posición y han puesto pie y medio en la Champions. Con una de las mejores delanteras de la Liga BBVA, formada por jugadores como Xabi Prieto, Griezmann, Vela o Aguirretxe, las garantías de la Real Sociedad de cara al gol están aseguradas.

Ya nadie recuerda aquellos partidos en los que el respetable de Anoeta pedía la cabeza del entrenador, ansiando mejores momentos para su equipo del alma. Ahora están ahí, en Europa. El lugar que pisaron por primera vez en los años de Kovacevic, Nihat, Karpin y compañía. Aquellos tiempos gloriosos en los que el conjunto vasco se paseaba por la máxima competición continental demostrando a unos y a otros el potencial que tenían sobre el campo. En aquella Liga de Campeones, pasaron como segundos en un grupo en el que la Juventus de Turín fue primera e históricos de la competición como el Galatasaray, hoy cuartofinalista de la competición, y el Olimpiacos griego sucumbieron ante el juego de los blanquiazules.

Pues el sueño puede volver a hacerse realidad. Los partidos se cuentan a ritmo de victorias. La de ayer, frente a un rival directo por la tan ansiada cuarta posición, el Málaga. Los de Philippe Montanier fulminaron al once “B” de Pellegrini, ya que los andaluces saltaron al verde con los suplentes, pensando más en el partido de vuelta de Champions ante el Borussia Dortmund. A cuatro puntos se colocan de los malagueños, los mismos que les separan del último equipo que da el acceso a la Europa League, mal menor en las aspiraciones de los txurriurdin. Esperemos ver de nuevo a los vascos paseándose por una competición que a todos gusta jugar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario