jueves, 18 de abril de 2013

Inter de Milan, candidato a nada

Parecen muy lejanos los años en los que el Inter de Milan competía al nivel de los mejores de la Serie A y de Europa. No hace tanto de eso, los nerazzuri siempre eran candidatos a todo lo que jugaban. En esta temporada, sin embargo, el conjunto de Massimo Moratti no levanta cabeza. A falta de seis encuentros para acabar la liga regular, ya no opta a ningún titulo de los que disputaba al inicio del curso y se complica muy mucho sus aspiraciones europeas.
El último capítulo, el de la derrota en esta semana por 3-2 ante la Roma que les deja eliminados de la Copa de Italia. La final se jugará en el Olímpico de Roma el próximo 26 de mayo entre los dos principales clubes de la capital italiana: la Roma y la Lazio. Del estadio italiano permanecerán alejados los de Stramaccioni que ven como la temporada avanza, dejándoles muy lejos de obtener una mínima recompensa que atienda a su historia. Ni liga, son séptimos a 24 puntos de la Juve; ni Copa, eliminados por los Totti y compañía; ni Europa League, después de caer ante el Tottenham en los octavos de final.
Pocas alegrías se han llevado sus aficionados, que ven en la figura de José Mourinho el único ápice de esperanza para salir de tan mala situación. En el partido de Copa ante la Roma se leían pancartas con mensajes de añoranza hacia el técnico portugués. Él fue el último que vivió la grandeza del equipo de Milan. Con el luso al frente, ganaron todo aquello que hoy ven en la distancia. Fueron años top.
Pero de eso hace ya mucho. Desde el final de la era Mou, tan solo han obtenido el Mundial de Clubes, título que no le aseguró la permanencia a Rafa Benítez, y la Copa de Italia de la mano de Leonardo, quien dejó el cargo para viajar hasta el PSG, donde, de momento, triunfa con el club de la capital francesa. Tres años hace ya desde la obtención de su último “título grande”, aspecto que se agrava teniendo en cuenta las dificultades que, año tras año, les supone entrar en Europa.
Plantilla de escasas garantías que ha visto como sus principales estandartes, incluido el entrenador que les brindó la hazaña de convertirse en el único club italiano en obtener en el mismo año los 3 títulos (Scudetto¸ Copa y Champions), han dejado la disciplina del club. Algunos de ellos, protagonistas de esta época inédita. Iván Córdoba, Julio César, Lucio, Maicon, Ibrahimovic, Sneijder o Pandev abandonaron en los sucesivos tres años el equipo, dejando a la plantilla actual muy tocada.
Fuera del aspecto sentimental, los fichajes de los últimos años están avalando la mala gestión de un presidente estancado en el pasado. Massimo Moratti hace tiempo que no es protagonista del mercado de traspasos veraniego, como sí lo era antaño. Han sido demasiados fichajes de segundo nivel los que han ocupado los titulares de la prensa del país vecino en los últimos veranos. Algunos de ellos, no han llegado al nivel que se les presuponía, lógico por otra parte, pero esto se ha contagiado en aquellas nuevas incorporaciones que llegaban con distinción de cracks. De entre todos, de Cassano llegado desde el Milan, tras un trueque por Pazzini, o Guarín del Oporto, aún se espera mucho más. Por su parte, el joven Rodrigo Palacio es el único que está respondiendo con goles al bajo rendimiento de sus compañeros.
Veremos cuánto dura esta situación insostenible. Mientras, aquí en España, nos frotamos las manos al ver que cada año equipos diferentes optan a Europa o dan la campanada en la Liga BBVA. En otras ligas hay grandes que empiezan a juguetear con la mediocridad. En el Calcio, hace unos años le pasó a la Juve, más tarde a la Roma y al Milan y, a día de hoy, le ocurre al Inter de Milan, el mismo club que levantó hasta tres veces en su historia la codiciada Liga de Campeones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario