miércoles, 3 de abril de 2013

El Madrid ante el campeón de la última Champions

Llamativo, quizá. Descabellado, en absoluto. Él solito se hizo con la última Champions League. Aquella que ganó un equipo inglés en el que jugaron otros 10 jugadores en aquella final disputada en el Allianz Arena y que dejó, otro año más, al Bayern de Munich sin su ansiada Liga de Campeones. Didier Drogba, principal artífice del mayor título obtenido por el Chelsea en su historia, saltará esta noche al Santiago Bernabéu para evitar que el Real Madrid avance un paso más hacia su ansiada décima Copa de Europa.
El de Costa de Marfil, a pesar de sus 35 años, es el principal peligro del conjunto turco, el cual ha experimentado en esta temporada un gran salto de calidad con la llegada de jugadores de la talla de Wesley Sneijder, Altintop y el propio Drogba, lo que ha permitido al club llegar hasta estos cuartos de final. El ex delantero del Chelsea, ahijado futbolístico de José Mourinho, será el principal quebradero de cabeza de la defensa blanca. Ya el año pasado tumbó en semifinales de la misma competición a la zaga de F.C. Barcelona en un alarde de poderío físico y potencia. Cierto es que su momento de forma no es el mismo que el del curso pasado, pero un jugador de su calidad nunca se esconde en las grandes citas y la de esta noche, sin duda, lo es.
Además del africano, el Galatasaray cuenta entre sus filas con una de las revelaciones de este año: Burak Yilmaz. El delantero turco es el máximo goleador de esta Champions, con ocho tantos, y de la liga turca con otros 12. A sus 27 años ha llegado tarde a la élite, pero lo que está demostrando, le ha colocado en la agenda de muchos clubes importantes de Europa, entre los que se encuentra el Atlético de Madrid. Su movilidad y su enorme olfato goleador será aquello que Sergio Ramos y compañía deberán neutralizar si quieren mantener intactas sus opciones de llegar al partido de vuelta con un resultado favorable.
Por su parte, el Real Madrid pondrá sobre el terreno de juego todo su potencial. Mourinho reservó a gran parte de sus efectivos en el pasado encuentro de liga frente al Zaragoza en el que el Madrid empató a uno en La Romareda, para tenerlos frescos en el duelo de esta noche de Champions. A excepción del incansable Cristiano Ronaldo, fueron muchos titulares los que descansaron para llegar bien físicamente al partido frente al Galatasaray.
La alineación que presentará el entrenador top es toda una incógnita. La lesión de Varane en la última semana parece haber colocado a Pepe de nuevo en el centro de la zaga junto a Sergio Ramos. A pesar de ello, la rápida recuperación del francés mantendrá la duda de su alineación en el once hasta el final. Junto a ellos formarán en la zaga los intocables Arbeloa y Coentrao, el portugués por el mal momento de forma de Marcelo. Sin embargo, la mayor duda parece estar en la punta del ataque. Higuaín o Benzema se disputan un puesto que este año se vende muy caro. El argentino parece estar en mejor forma con su equipo y con su selección, mientras que el galo es más del gusto de Mou, a pesar de no estar en un buen momento. Sea cual sea la decisión, ambos son jugadores de garantías que ya han demostrado su calidad en las grandes citas. Es absurdo entrar a valorar quién debe jugar por estar en una mejor o peor racha goleadora. Estos momentos vienen y van con una rapidez pasmosa y por ello no deben preocupar al aficionado madridista.

1 comentario :

  1. A mí el partido me da mucho miedo... primero porque un equipo "pequeño" siempre sale con muchas más ganas de convertirse en la revelación de una competición, y segundo, y más importante yo creo, porque si el Madrid se confía está perdido... cuando se consideran favoritos, el peligro de caer se multiplica. Cristiano será la clave porque cada vez confío menos en Higuaín y Benzemá, a pesar de que me encantan...

    ResponderEliminar