viernes, 5 de abril de 2013

El lateral que quiso ser delantero: Luso


En el fútbol moderno, ser defensa, en general y lateral en concreto, es una demarcación de alto riesgo. Primero debes defender, obviamente, y ojo con que no te coja la espalda el atacante rival por tu banda, porque sobre ti recaerán todas las críticas. Pero claro, también debes atacar, ser casi un extremo que encare una y otra vez y que todos sus centros sean rematados y sus disparos vayan entre los tres palos. Con perdón, pero cuanto mal ha hecho el juego del Barcelona a los laterales nacionales. No todos pueden ser Dani Alves o Jordi Alba. En contraposición, está el caso de Álvaro Arbeloa, o el de Eric Abidal, más defensivos.



Pero cosas del destino, en la Liga Adelante, el Girona cuenta con un lateral, que al más puro estilo brasileño, quiso ser delantero y marcar goles. Es Luis Eduardo Delgado, aunque en el mundo del balompié se le conoce como Luso. Pues bien, este zaragozano tiene el honor de ser el defensor más goleador de la Liga Adelante con cinco tantos, con permiso de Edu Albácar, lateral del Elche.




Además, la aportación ofensiva de Luso es curiosa. Sus cinco goles llegan en jugadas a balón parado, tras saque de córner. Cuatro de ellos son de remate de cabeza y uno con el pie, pero todos desde el segundo palo. La jugada es la siguiente: lanza el córner el mediapunta Jandro, los rematadores hacen pantallas al primer palo y Luso aparece siempre en el segundo palo, sin marca, para batir al portero rival. Así, en jugadas de estrategia entre otros aspectos, es como el equipo dirigido por Rubí se ha convertido en el segundo máximo goleador de la división de plata y lucha por jugar los playoff de ascenso a la Liga BBVA. Seguro, que el próximo rival gerundense, el Real Murcia de Onésimo Sánchez, está más tranquilo sabiendo que Luso no podrá disputar el encuentro por lesión.



Y eso que Luso no es jugador excesivamente alto, pero aprovecha sus 179 centímetros de altura para estar en el sitio adecuado en el momento oportuno. Canterano del Real Zaragoza, jugó en equipos de Segunda B, casi todos de la zona de Cataluña, hasta que una gran temporada en el Sant Andreu le dio la oportunidad de debutar en la Liga Adelante con el Girona. Y allí sigue, siendo un lateral ofensivo, de los que hacen del campo rival su territorio y el segundo palo en las jugadas de estrategia.


No hay comentarios :

Publicar un comentario