lunes, 11 de marzo de 2013

Fichajes de última hora: Rodrigo Marciel

EL MILAN BUSCA SU ESENCIA


Rodrigo Marciel. La vuelta del fútbol italiano a un gran nivel de clubes es una buena noticia. El proyecto de la Juve es el más sólido y fiable aunque la casta que ha sacado el Milan también alimenta el clima de optimismo en el Calcio. De este último se habla mucho en los últimos días tras lo sucedido frente al Barcelona. Es un Milan desconocido por aquello de haber perdido nombres importantes pero conocido en lo competitivo. Desde 1990, ningún equipo ha sido capaz de ganar dos Copas de Europa de forma consecutiva. El último fue el Milan de Sacchi, un ejemplo de revolución táctica que es aún hoy en día motivo de estudio en muchas academias.

Está claro que comparar a aquel Milan con éste es algo que no tiene sentido por la lejanía de nivel de ambas plantillas. Sin embargo, parece que el proyecto rossonero puede encontrar en ese partido de ida frente al Barça los cimientos para el futuro. Ya sin leyendas como Gattuso, Seedorf, Inzaghi o Pirlo, en Italia aseguran que el Milan volverá a tener dinero a medio plazo y que, quizás, este lavado de cara sea lo que haga cambiar al club para el futuro. Por el Milan han ido pasando en los últimos tiempos futbolistas con mucho nombre pero lejos de su mejor momento.

La crisis, como en muchos aspectos de la vida, ha hecho que Allegri haya tenido que confiar sí o sí en algunos jugadores jóvenes y agudizar el ingenio. No estamos hablando de algo atrevido si fuese en el Barcelona o el Ajax pero en el Milan, que El shaarawy o Balotelli asuman el liderazgo es algo que no pasaba hace tiempo si hablamos de juventud. Ha sido más por la necesidad que por la intención, pero está claro que el Milan necesita recuperar su esencia. La clave debería ser la de no abusar del talonario ni de veteranos sin hambre y ser una referencia dentro y fuera del terreno de juego. Los coqueteos con Kaka' han mostrado síntomas de ser un equipo que piensa demasiado a corto plazo y eso es un problema.

El partido frente al Barça en San Siro evidenció que el talonario a veces no es necesario y que es más fuerte la idea y sellar un estilo (pregunten al  Manchester City en Europa). Guste o no aquella propuesta de parar al Barça, para todos los aficionados al fútbol ver al Milan compitiendo tiene que ser siempre algo obligatorio y todo un placer. La victoria podrá quedar en los libros pero la forma de conseguirla queda en la cabeza de la gente, palabra de Arrigo Sacchi.

Rodrigo Marciel Ibáñez (Periodista, editor y presentador en Marca TV - BritCorner)

No hay comentarios :

Publicar un comentario