miércoles, 20 de marzo de 2013

Casillas debe esperar su oportunidad

El Real Madrid ha sabido minimizar la influencia de la desafortunada lesión de su capitán y mejor portero del mundo, Iker Casillas. La contratación de Diego López fue un acierto desde el primer momento. Un portero experimentado, de calidad y, además, canterano, que conoce la casa desde hace mucho tiempo. El cancerbero gallego ha encadenado una buena actuación tras otra ganándose la confianza del técnico. Lejos queda ya el debate entre él y Adán.

Sin embargo, el gran capitán ya parece recuperado de su dolencia. Aunque no ha entrado en la convocatoria para los decisivos partidos de la selección, sí que realiza ejercicios de entrenamiento al mismo ritmo que sus compañeros en su club. Silvino Louro tendrá que pedir un aumento de sueldo pues, con el canterano Jesús, son cuatro los porteros a los que tiene que preparar.

Pero el Real Madrid está en un tramo crucial de la temporada. Sin opciones en liga, echará el resto por conquistar la Copa del Rey y la tan deseada Décima Copa de Europa. Para abordar tales objetivos se necesita a los jugadores que estén en mejor momento de forma. Da igual cómo se llamen. El estado en el que llegará Iker Casillas es aún una incógnita, por eso no ha de tener garantizado el puesto. La Final de Copa, los cuartos de final de Champions y las hipotéticas siguientes rondas no permiten experimentos.

Esto le viene francamente bien a Mourinho, que espera cualquier vacile del mostoleño para relegarle de su puesto de titular indiscutible. Pero esta vez tiene la razón de su lado. Diego López garantiza seguridad bajo los palos y no sabemos si Iker será capaz de hacerlo tras sus dos meses de ausencia.

Es una difícil papeleta la que tiene el entrenador portugués. Sólo la Liga puede permitirle hacer experimentos en la portería, pero tampoco es recomendable variar guardameta en cada partido, pues es un puesto que necesita confianza y la confianza se adquiere con continuidad. Sin embargo, una vez recuperado Casillas, la presión mediática aumentará muchísimo. Si le pone de titular, cualquier fallo será aprovechado para criticar lo precipitado de tal decisión. En cambio, si mantiene a Diego López y el que falla es él, se criticará que no es lógico mantener al mejor portero del mundo en el banquillo.

Por el momento es mejor dejar las cosas como están. Diego López debe seguir siendo el titular bajo los palos y Casillas deberá esperar su oportunidad en el banquillo. Puede no ser políticamente correcto y es probable que muchos exaltados se escandalicen tras haber leído esto último. Pido perdón.

No hay comentarios :

Publicar un comentario