miércoles, 6 de febrero de 2013

La sal del Racing: Jairo Sampeiro

Ser de la misma generación que Jesé Rodríguez o Rafinha Alcántara quizás le haya quitado protagonismo. Además, el hecho de que su equipo dispute la Liga Adelante no tiene tanta repercusión como la que tuvo Sergio Canales, pero Jairo Sampeiro no desentona ni por su clase, desborde ni por su gran velocidad.

Natural del municipio de Cabezón de la Sal, este interior diestro o mediapunta comenzó en el mundo del fútbol en el colegio de su localidad. Como ocurriera con el ya citado Canales, Jairo era seleccionado como mejor jugador de los torneos que disputaba y el Racing pronto puso sus miras en este menudo jugador, de esos que tienen el centro de gravedad tan bajo que nunca sabes por donde va a salir con el balón, siempre con el esférico pegado a la bota y con la cabeza siempre arriba oteando todo lo que sucede a su alrededor.

Ya en edad juvenil militaba en el filial cántabro pero la gran temporada del equipo juvenil de División de Honor le llevó a Lepe, donde se disputó la Copa de Campeones de la categoría. En la localidad andaluza, el nombre de Jairo fue anotado por muchos ojeadores por ser el alma del equipo. Les llevó a semifinales, donde se encontraron al juvenil madridista comandado por Jesé, que les dejó sin la gran final. Antes, habían puesto en serios problemas al Barcelona de los Sergi Gómez, Rafinha y Deulofeu.

Esa gran actuación y la llegada de Héctor Cúper al banquillo del Racing provocaron un cambio en el protagonismo de Jairo en el Racing de Santander. Aún se recuerda el partido ante el Real Madrid, cuando los cántabros consiguieron la victoria y Jairo debutaba con el primer equipo. En ese cuarto de hora, el canterano del Racing fue una pesadilla para Marcelo. No dejó de encararle, driblarle, esconderle la pelota sin parar y aguantando la pelota para que los minutos pasarán y se quedara la victoria en casa. Fue su gran presentación ante el mundo del balompié.

Para la presente temporada, Jairo ya es a todos los efectos jugador del primer equipo. Porta el dorsal número 11, y aunque las lesiones no le han dejado tener mayor continuidad, ya ha conseguido cinco goles. El último, el que iniciaba la remontada de su equipo en la visita al Sporting de Gijón. El Racing parece que intenta remontar y lo hará con uno de sus baluartes de la cantera, un Jairo que, como en toda su vida, seguirá regateando a rivales para seguir divirtiéndose con la pelota.

No hay comentarios :

Publicar un comentario