viernes, 22 de febrero de 2013

Fichajes de última hora: Eduardo Aguirre

EL ÚNICO

Eduardo Aguirre Redecilla. Que José Mourinho ha devuelto al Madrid el prestigio deportivo perdido es una realidad abrumadora. Tristemente en la sociedad actual priman otras cosas y aquí, abierta la veda, vale absolutamente todo.

La cantidad de frentes abiertos que ha tenido y tiene Mourinho, el intento de desestabilizar  y desprestigiar por parte de muchos medios el trabajo del mejor técnico del mundo, la desvinculación de ciertas vacas sagradas del vestuario que miran más por sí mismos que por el grupo, y el estar continuamente en el punto de mira, da mucho más valor a lo que ha conseguido el de Setúbal.

Posiblemente a este club le hacía falta que viniera alguien de fuera, con cultura, experiencia y profundo conocedor de otras ligas para abrir los ojos a los aficionados y mostrar lo que realmente es el tan comentado y ya cansino "señorío". Ser justo, denunciar los errores y no poner siempre la otra mejilla, porque de tanto ponerla al final se te queda cara de tonto. Mourinho es la voz y el pensamiento del pueblo. Transparente y sin tapujos. El aficionado es aquel que está en el bar, que debate con sus colegas y que silba, pita y aplaude cuando le da la real gana, pero siempre con coherencia y sinceridad. Exactamente esto hace el señor José, no limitarse a decir falsedades de cara a la galería, ser serio, profesional y coherente.

Si  algo no se le puede reprochar a Mourinho es su profesionalidad. Evidentemente se ha equivocado varias  veces,  más en las formas que en el fondo,  pero así es él, con sus defectos y virtudes. Y si de virtudes hablamos, hay que hablar del portugués. El entrenador más mediático de la historia del fútbol vive por y para su trabajo, lo da todo para intentar mantener la unión del grupo, para sacar el 100% a sus jugadores y obtener el éxito allá donde esté. Su ambición, inteligencia y sabiduría del deporte rey, sumado al esfuerzo y sacrificio del día a día le ha llevado a entrar en la historia del fútbol, le pese a quién le pese.

José Mourinho ha aguantado casi tres años, lamentablemente para muchos y afortunadamente para aquellos que lo pretendían desde hace tiempo, es posible que su etapa en el Madrid finalice el 30 de junio de este año. La cuesta se hace cada vez más empinada, la mochila pesa cada vez más y los intentos de acabar con la prestigiosa carrera de este entrenador son cada vez más frecuentes. Hasta capitanes se desmarcan de la línea que marca Mourinho… vacas sagradas que posiblemente vean peligrar su protagonismo, su intocabilidad o incluso su puesto de trabajo. La filosofía del entrenador se deshace poco a poco y cada vez es más complicado que se lleve a cabo por aquellas personas que únicamente miran sus cuestiones personales.

Claro que hay vida después de Mourinho, el Madrid seguirá peleando, no sé si a este nivel pero seguirá, luchará y ganará… pero ahora mismo no utilizaría esta frase, prefiero hablar directamente a Mourinho y decirle:  “José, tranquilo, hay vida después del Madrid, así que vete, márchate de España en cuanto puedas, yo no habría aguantado tanto…”

EDUARDO AGUIRRE REDECILLA (Marca TV)

No hay comentarios :

Publicar un comentario