martes, 19 de febrero de 2013

El Málaga ya derrumbó la historia de un grande

Llegó la primera parte de la película. El inicio de un film que puede meter a uno de los equipos más humildes de la historia de nuestra liga en la leyenda de la Champions. Ahora, todos lo vemos como uno de los grandes, pero el Málaga no siempre estuvo ahí. El conjunto andaluz visitará esta noche el Estádio do Dragao con la intención de materializar un buen resultado de cara al partido de vuelta en La Rosaleda.
El FC Porto sí ha estado siempre en la élite de la liga portuguesa, jamás descendió de la Primera División de Portugal, y esta noche será un rival que puede atragantársele mucho al club blanquiazul. En sus vitrinas cuenta, entre otros títulos, con dos Copas de Europa (1986/87, 2003/04), dos Copas de la UEFA (2002/03, 2010/11) y 30 ligas lusas, entre la antigua competición y la actual. Sin duda, sus vitrinas son las más envidiadas del país vecino. Además, por sus filas han pasado jugadores de la talla de Falcao, Guarín, Quaresma, Pepe, Hulk o Raúl Meireles. Todos ellos formando parte ahora de las plantillas más potentes de Europa.
Siempre fue un club que supo sacar el máximo partido de los futbolistas con los que contaba tanto dentro como fuera del campo. Rentabilidad máxima a la hora devender efectivos. Siempre compraron barato y vendieron a precios prohibitivos. Solo hace falta repasar su historial a lo largo de estos años para ver todo el partido que sacaron a aquellos que despuntaron dentro de la disciplina de los Dragones Azules. Ficharon a Falcao de River por 5,5 millones de euros y lo vendieron por 40. Y como el Tigre, otros tantos que llegaron regalados y salieron con precio de estrella.
Sí es cierto que el FC Porto por trayectoria y por jugadores puede dar miedo. Los Moutinho, Lucho González, Jackson Martínez o James Rodríguez asustan y mucho, sobre todo este último. El delantero colombiano es la estrella del club luso. De su juego y su calidad dependerán mucho sus compañeros. Además, la pausa que pone al juego Moutinho o la efectividad arriba de Martínez supondrán el mayor de los problemas para los de Pellegrini. Pero que nadie se asuste. Ya ganaron y humillaron al Milan y ese sí es un club de los grandes. Si los rossoneri mordieron el polvo, la ilusión de que en octavos los andaluces vuelvan a hacer historia se percibe un poco más cercana.
En liga ya ganaron al Valencia (4-0) en la jornada 13, al Sevilla (0-2) y al Real Madrid (2-3) en la 16 y 17, respectivamente. Además de vencer en estos choques de los denominados grandes, plantaron cara a todo un FC Barcelona tanto en liga, en la jornada 19 (1-3), como en los cuartos de final de la Copa del Rey (2-2 en la ida, 4-2 en la vuelta). Los malagueños están mostrando su mejor imagen en los últimos años. Desde la llegada de Pellegrini su juego es diferente. El técnico chileno ha dotado al equipo de una dosis de calidad, seguridad en sí mismos y, sobre todo, carácter. Para un servidor, el éxito de este equipo reside en gran parte en el banquillo. Los conocimientos que El  Ingeniero ha aportado a los suyos son el epicentro de un Málaga que ya deslumbró en la fase de grupos de esta Champions.
La clave de hoy estará en la posesión del balón. El entrenador malaguista cuenta con todos los efectivos. Además, viajan todos a Portugal con la intención de hacer piña, otro éxito del chileno, en una eliminatoria histórica. Duda y Eliseu, lesionados, acompañarán a sus compañeros en este periplo luso. Sobre el terreno de juego el Málaga dispondrá de su mejor plantel, con la vuelta de Toulalan a la competición, tras una larga lesión, que resultará decisiva en el dominio del esférico. Junto al “todocampista” francés, se alinearan los mismos que este año están dando tantas y tantas alegrías a su afición.
Junto a la organización en el medio, primará el trabajo de la defensa, duro día el que les espera, y la efectividad de los de arriba. El papel de Joaquín, Saviola, Baptista, Santa Cruz o Isco será decisivo. Para el último flamante internacional español seleccionado por Don Vicente del Bosque será una noche de reválida. Su nombre ya es conocido a lo largo y ancho del continente y serán muchos los que estén pendientes de su rendimiento. De él, seguro, saldrán las mejores ocasiones de su equipo. Today is the day. El ser o no ser en la competición ha llegado. Nada habrá valido si de Oporto no se traen un resultado positivo, si la vuelta en La Rosaleda queda en un mero trámite. Ahora toca seguir escribiendo más líneas en la historia de este Málaga histórico.

No hay comentarios :

Publicar un comentario