martes, 8 de enero de 2013

Leo Messi no es mejor que Sergio Ramos

Es de locos. A nadie se le ocurriría comparar a Usain Bolt con Haile Gebrselassie, por mucho que los dos sean atletas y se ganen la vida siendo los más rápidos sobre el poliuretano y el asfalto respectivamente. Sin duda, se trata de un supuesto exagerado, pero, en ocasiones, son las hipérboles las que nos ayudan a ver las cosas con mayor claridad. Usain Bolt y Haile Gebrselassie son tan distintos entre ellos como lo son Lionel Messi y Sergio Ramos.

El Balón de Oro parte de una base totalmente errónea. Metiendo a todos los jugadores en el mismo saco, acepta un principio de equidad entre ellos y que, por tanto, desempeñan la misma función dentro de un terreno de juego. De ese modo comete la osadía de comparar, por ejemplo, a un mediocentro de corte defensivo con un delantero centro.

El marketing que rodea a este tipo de condecoraciones es el principal responsable de esta atrocidad. En un deporte en el que existen un mínimo de cuatro demarcaciones perfectamente diferenciadas, lo ecuánime sería otorgar una distinción por puesto. Pero por supuesto, los sponsors no están dispuestos a hablar de, por ejemplo, el Mejor jugador del mundo en el año 2012 en la posición de centrocampista. Título demasiado largo para grabarlo en unas botas.

¿Es mejor Cristiano Ronaldo que Joe Hart? En el balompié, tan importante es el que mete los goles como el que los evita. El mejor goleador del mundo no ganaría un partido si, en su equipo, el encargado de evitarlos fuese un auténtico patán. Sería divertido ver a Messi en la posición de defensa central; o a Andrés Iniesta robando balones como lo hace Sergio Busquets.

Ahora bien, aún dando por bueno tal reconocimiento a un solo jugador, la forma en que se falla esta distinción dista mucho de ser la más justa. Las votaciones de seleccionadores y capitanes de selección son lo más parecido a una verbena que se ha visto en años. De esta manera podemos comprobar que para Mario Yepes, capitán colombiano, el mejor jugador del mundo en 2012 ha sido Radamel Falcao; que Joachim Löw, seleccionador alemán, se lo daría a Mesut Özil; que Erik Hamrén, seleccionador sueco, premiaría a Ibrahimovic;  que para Gianluigi Buffon el mejor ha sido Andrea Pirlo; o que para Iker Casillas el Balón de Oro tendría que haber sido para Sergio Ramos. Por no hablar de los periodistas, cuyos votos se dirigen sistemáticamente hacia sus compatriotas implicados, como es el caso del periodista argentino, del español y del portugués. ¿Y aún seguimos hablando de justicia en el Balón de Oro?

Este último supuesto tuvo su reflejo en la tarde de ayer. Juanma Castaño dejó en evidencia a Leo Messi al preguntarle, viendo que no había votado a Cristiano Ronaldo entre los tres mejores del año, si consideraba que no era uno de los tres mejores con el balón en los pies. El argentino salió al paso de la peor manera posible, evidenciando que la afinidad personal está por delante del criterio futbolístico a la hora de decidirse por el mejor futbolista del planeta: “sería de estúpidos no considerar a Cristiano como uno de los tres mejores jugadores del mundo, pero yo he votado a Xavi, Iniesta y Agüero porque pensé que eran a los que debía votar”. Poco se puede añadir.

Al margen del dichoso Balón de Oro, ayer se entregaron los premios a mejor entrenador y también al mejor gol de la temporada, el Premio Puskas. El primero es un galardón que compara a entrenadores que dirigen una media de sesenta partidos al año con otros que dirigen un máximo de veinte o veinticinco en el mejor de los casos. Se lo llevó Vicente del Bosque. Si bien esta decisión puede dar lugar a cierto debate, el talante del Marqués le hace merecedor de tan alto honor. No seré yo quien lleve la contraria aquí.

Pero antes de acabar, me gustaría pararme un momento en el Premio Puskas. Un trofeo que se atreve a tasar del mismo modo un gol conseguido en un derbi brasileño Santos vs Internacional de Porto Alegre, que un tanto conseguido en un amistoso entre el Atlético de Madrid y el América de Cali. La valoración de los goles ha de ser un balance entre la belleza de los mismos y su trascendencia. La tensión con la que se afronta un amistoso no es la misma que la que reina en una final de Champions League, siendo en este último caso mucho más difícil anotar una diana. Si nos dejásemos llevar por la embriagadora apariencia de un gran tanto, quizá los mejores goles los encontraríamos en las ligas menos relevantes.

Mis felicitaciones a Leo Messi, quien, de manera oficial, ya es el mejor jugador de la historia. Así al menos lo dicen los títulos individuales. Por mi parte, no alimentaré un debate sobre un premio tan injusto como mediático. Ganó Messi, que fue el más votado.

24 comentarios :

  1. No podría estar más de acuerdo contigo... Es un trofeo injustísimo y creo que en el caso concreto de la selección española de hoy en día(que es de traca que no tenga un reconocimiento individual en ningún jugador) es tan bueno el conjunto que cuesta mucho destacar la individualidad. Messi es buenísimo, nadie lo discute (aunque me gustaría verle jugar en otro equipo que no fuera el Barça), pero por qué no podría ser mejor Ramos, Casillas, Iniesta o Xavi... Al margen de eso está el tema que comentas de los sentimientos patrios que cada uno de los que votan sienten por los suyos... Un auténtico desastre, en definitiva, lo de la "objetividad" del Balón de Oro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, Audrey, en que el principal lastre para los jugadores españoles es que son muchos los que alcanzan un altísimo nivel y, por eso, inevitablemente se restan votos entre ellos.

      Eliminar
  2. ¿Porque en tu noticia no cuentas que Cristiano Ronaldo no votó como capitán y delegó en otro jugador portugués para que le pudiese votar a él? Me parece un articulo escrito con resquemor hacia un jugador del FCB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que dices de CR7 lo pasé por alto porque no caí en su momento. Pero coincido contigo en que fue una treta para recibir él el voto portugués.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Respeto tu opinión, pero creo que no has ido mucho más allá del titular. En el texto queda claro que no existe ningún tipo de "resquemor" hacia el FCB. La crítica recae sobre la política del propio trofeo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Lo que si fue injusto que se lo diesen a Cannavaro jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Articulista tu última frase es de risa. "No alimentaré el debate...." eres peor que Moucinco

    ResponderEliminar
  6. Qué mal les ha sentado a los madridistas este balón de oro y las tonterías que hay que leer...

    ResponderEliminar
  7. es un trofeo absurdo, que no lo hayan ganado jugadores como raúl, iniesta, casillas o roberto carlos, y si lo tengan otros como cannavaro, o messi 4 seguidos por ganar una copa del rey, demuestra que es puro marketing y caer bien a la gente.

    El ejemplo mas claro, guardiola como finalista entre los 3 mejores entrenadores del mundo, en una temporada en la que pierde la liga (en la que solo tiene un rival), le elimina de champions el sexto equipo de la premier, lo único que gana es la copa del rey con clara ayuda arbitral, y se pasa medio año de vacaciones. Otros entrenadores han hecho este año mucho más con mucho menos, pero no están de moda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dices de que al Barça en Champions le eliminó el sexto equipo de la Premier podría ser contrarrestado con que le ganó el actual Campeón de la Liga de Campeones.

      Eliminar
  8. te falta al final del articulo pedir perdon por tu retraso

    ResponderEliminar
  9. Supongo que Eurovisión, Operación triunfo, las elecciones y el Balon de Oro tienen algo en común.
    Como sigas dándole al coco vas a recaer en lo que decía Platón, la Democracia es el cancer de la sociedad (Lo decía porque lo importante no es lo que elijan todos entre todos, sino lo que beneficie a todos.)
    Me ha gustado tu artículo por la reflexión, pero creo (yo humildemente como aficionado) que el futbol va mas allá tanto de comparaciones como de individualidades. En un mundo ideal se premiaría a cada jugador por como juega, pues cada uno tiene su estilo, no puedes comparar a Arbeloa con Dani Alves aunque compartan demarcación, porque posiblemente Arbeloa deje menos huecos y Dani Alves tenga más proyección objetiva.
    Por otra parte, aceptemos que un delantero no pueda ganar un partido sin un portero, y viceversa. Pero aceptemos también (Aquí no soy objetivo, habrá discrepancias) que el fútbol gusta más cuando hay goles, no cuando hay paradas. No siempre gana el que más paradas hace, pero indudablemente ganan siempre el que mete mas goles. "No dejen de marcar goles, que son la salsa del fútbol" dice Paco Gonzalez en los FIFA de la PS3

    Un saludo, perdón por el tocho, y muy foro vuen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu interesante reflexión. Me quedo con lo primero que dices de Platón, que no iba, en absoluto, desencaminado.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Completamente de acuerdo con el autor. Mourinho, pese a carrera futbolística breve, tampoco fue peor que Maradona. Feliz 1985.

    ResponderEliminar
  11. A todos los culerdos acomplejados que se meten con el autor: sois unos judios maricas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu defensa, pero no hay peor desprecio que el no hacer aprecio.

      un saludo.

      Eliminar
  12. El balón de oro es una feria. Punto. De acuerdo en todo. Sneijder votó a a Van Persie, pues nada, allá ellos.
    Lo de los haters que dicen que han leído el artículo me gustaría saber dos cosas:
    1. Si realmente lo han leído, entero.
    2. Si han entendido la intencionalidad después de leerlo, entero.
    A seguir así.

    ResponderEliminar
  13. Soy el primer anonimo, no tengo nada mas que decir que esto: http://www.youtube.com/watch?v=qXrltgfrrqw

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. El Balón de Oro ha sido justo o injusto ahora y hace 10 años, cuando todos dábamos valor a este premio. Equipos como el Real Madrid, han puesto todo lo necesario para tenerlos en sus filas: Ronaldo, Zidane, Figo, Kaka, Cristiano o incluso los ahora discutidos Owen y Cannavaro. Nadie discutió los tres de Cruyff o de Platini. Sin embargo ahora hay quien no quiere darse cuenta que estamos viendo, muy probablemente si creemos en la evolución de todos los deportes, al mejor jugador de todos los tiempos. Es indudable que jugadores como Cristiano o Iniesta hubieran conseguido el Balón de Oro de no haber coincidido en generación con Messi, pero es que estando éste, aunque los demás sean fantásticos, él es mejor mientras sea capaz de mantener este nivel de juego. Dicho esto, ya ves cuál puede ser mi opinión respecto al títular de tu artículo. Efectívamente, Messi no es mejor defensa que Ramos, pero sí mejor jugador de fútbol que es de lo que se trata en este premio. Futbolistas son todos, pero hay unos que manejan el balón como los ángeles, que marcan la diferencia en un partido y en definitiva, que su juego vale una entrada. Otros, en cambio, solo son necesarios y son los encargados de que los grandes futbolistas, los Balones de Oro, no brillen mucho. Pero está claro que si este fin de semana tienes 40 euros para comprar una entrada, y puedes elegir entre un partido donde juega Ramos y otro donde juega Cristiano seguro que no lo pensarías mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta opinión mía no es nueva. Son muchos años los que llevo dando vueltas a esta idea. De haber ganado Cristiano Ronaldo, el titular habría sido "Cristiano no es mejor que Puyol". Porque sinceramente lo creo. Esta claro que, con el balón en los pies, Messi sí puede ser el mejor del mundo. Pero yo creo sinceramente que "lo importante es el equipo". Por eso no veo justo valorar más al que marca los goles que al que los evita o al que le da los pases.
      Por otro lado, atendiendo a los criterios que se siguen para entregar este galardón, creo que Leo Messi es, de sobra, el merecedor del premio, a años luz de su innmediato perseguidor.
      Además, no vi jugar a Pele, Di Stefano y a Maradona muy poco. Pero me cuesta creer que desempeñasen la labor ofensiva mejor de lo que lo hace este tío. Espero que dure muchos años, porque ganamos todos.

      Un abrazo.

      Eliminar