domingo, 27 de enero de 2013

La Masía doblega a La Fábrica


Dos estilos muy diferentes de cantera se medían en el Mini Estadí. Tan de moda están los clásicos, que el encuentro entre los filiales abría el camino. Y el encuentro entre Barcelona B y Real Madrid Castilla no defraudó a nadie y tuvo de todo: goles, polémica y muy buen juego por ambos equipos. Como suele ser habitual, un detalle desnivela este tipo de partidos, y volvió a suceder en una expulsión algo excesiva pero evitable del castillista Álex, el Barcelona B vió la luz y remontó un encuentro que se había puesto muy cuesta arriba con el gol de Morata.

Porque Alberto Toril demostró que sabe planificar los partidos a la perfección. Ordenó presionar la salida de balón del rival y juntar las líneas para cortar líneas de pase. A Deulofeu solo le encontraban en balones largos y Rafinha se encontraba muy solo para hacer el trabajo de distribuir el balón.

En el Castilla, Álex controlaba el centro del campo; los extremos Juanfran y Cherysev unos auténticos puñales sobre la defensa azulgrana; Borja jugaba cómodo entre líneas y Morata ganaba todas por alto. Así, llegó el primer gol. Borja abre a banda para Juanfran; este encara y su centro medido es rematado por el 9 castillista. Un resultado justo para los primeros 45 minutos.

Pero llegó el detalle que decide cada partido. En una falta, Álex y Araujo se enganchan. Entre que Álex pudo evitar el cachete y que Araujo exageró al máximo la caída, Valdés Aller decidió expulsar al mediocentro del filial blanco, y con ello, toda esperanza de sacar algo positivo.

Porque el Barcelona B empezó a jugar al ritmo que más le gusta, con los espacios necesarios para engañar al rival. Como un gato que juega con un ratón. Así, Araujo, con un doblete, dio la vuelta al marcador en apenas cuatro minutos, del 65 al 69. Con el Castilla cansado por correr detrás del balón, el Barcelona B jugó a su antojo y amplió aún más la diferencia. Morata cometía un penalti infantil por mano que Deulofeu materializaba.

Así se llegó al final de este primer Clásico, o MiniClásico, del fútbol español. Once contra once el Castilla fue superior, pero los detalles cuentan y hay que contar con ellos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario