miércoles, 9 de enero de 2013

La batuta amarilla: Sergio Mora

No es un recién llegado y eso se nota a la legua. Su experiencia le vale para ser hoy en día, uno de los mejores centrocampistas de la Liga Adelante. Es Sergio Mora, todo un trotamundos del fútbol español hasta que llegó a la que es su segunda casa, el Alcorcón.

Criado en la cantera del Rayo Vallecano, con el que llegó a debutar en Primera División, Mora ha desplegado casi toda su carrera en equipos del litoral mediterráneo, destacando su presencia en el Hércules y ,por último, en el Alcoyano. Fue en ese equipo donde llamó la atención de la dirección deportiva del Alcorcón, que no dudó en adquirir un centrocampista con gran visión de juego, que posee técnica, velocidad y un fuerte disparo. Además, es un excelente lanzador de faltas.

Ocupa mucho espacio en la medular, y eso se pudo ver en el encuentro ante el Castilla. Abraham le guarda la espalda en todo momento, y él tan solo tiene que ver el fútbol desde una posición privilegiada, acertando en cada momento cual es la mejor opción de juego para su equipo. Casi siempre, opta por la opción de jugar a banda. Con extremos tan abiertos, rápidos y desborde, sus centros son medio gol para el remate del killer Oriol Riera.

La demostración de lo a gusto que se encuentra el madrileño en el conjunto amarillo son unas recientes declaraciones: “Es una temporada buena a nivel personal y también a nivel colectivo. Me encuentro bien, estoy muy a gusto aquí y esperamos dar un paso más adelante y crecer un poco más porque tenemos mucho margen de mejora. Ojalá lleguemos al tramo final de la temporada de la mejor manera posible”. Y es que a base de humildad, el Alcorcón es segundo clasificado de la Liga BBVA, y gran culpa de ello la tiene Sergio Mora. Pero el mediocentro no olvida la humildad y que son 42 jornadas en Segunda División: “Todo el mundo tiene claro que el reto es la permanencia y conseguir los 50 puntos lo antes posible. Sabemos que esta liga es muy larga, para bien o para mal,  tenemos que mantener la humildad y no podemos perder de vista quiénes somos y de dónde venimos. El equipo quiere lograr los 50 puntos y, a partir de ahí, lo que venga lo pelearemos y lo lucharemos”.

En esta temporada, Sergio Mora está destacando por las muchas cartulinas que ha recibido. Acumula ya siete amarillas además de dos expulsiones y tan solo ha anotado un gol. Pero para su técnico, Bordalás, es uno de los fijos en el once por su experiencia. Sabe cuando debe acelerar y cuando frenar al equipo y eso hacen de este jugador de 33 años, uno de los mejores de la categoría.

No hay comentarios :

Publicar un comentario