martes, 15 de enero de 2013

El pellizco azulgrana: Luis Alberto


Fue uno de los culebrones del verano. Eusebio lo quería a toda costa, pero el Sevilla, conocedor de la calidad del jugador, fue duro en las negociaciones. Muy al final del mercado de traspasos, Luis Alberto llegó al Barcelona B en calidad de cedido, con una opción de compra para los azulgranas de casi cuatro millones de euros. Y a base de calidad, goles y asistencias el jugador andaluz está agradeciendo la confianza depositada en él. Así lo ve su técnico: “Tiene unas condiciones ideales para nuestro juego. Mucha calidad, buena visión de juego y un físico que, a pesar de no ser muy explosivo, le ayuda a utilizar muy bien el cuerpo para aguantar el balón y meter pases. Encaja muy bien con nuestro estilo y está rindiendo a muy buen nivel”.

Y es que Luis Alberto ha jugado en todas las posiciones del ataque del filial. Empezó jugando como extremo diestro, pero al no ser tan explosivo como otros compañeros, le coartaba a la hora de desplegar su juego. Por eso, Eusebio le colocó de falso 9 para aprovechar su envergadura y su visión de juego. En ese momento, llegaron los goles, las asistencias y una de las mejores sociedades de la Liga Adelante, la que forma junto al extremo Gerard Deulofeu. Ambos, inseparables desde que llegó el andaluz, se entienden con la mirada. Cuando Luis Alberto recibe de espaldas, el extremo sabe que debe hacer el desmarque en velocidad y que el pase de su compañero será medido al espacio. En el último partido, y ante la baja de Rafinha, Luis Alberto jugó en su posición natural, la de enganche, y volvió a encandilar a los aficionados, contribuyendo a la remontada de su equipo ante el Xerez.

Cambiar Sevilla por Barcelona, no ha sido un problema para este jugador de 20 años, y los nueve goles marcados hasta el momento así lo confirma: "Tengo que agradecer al equipo todo su apoyo y como me han acogido los compañeros, porque con ellos todo ha sido mucho más fácil", afirmaba al poco de llegar a la ciudad condal.   No solo a sus compañeros, porque Luis Alberto suele dedicar los goles que marca al delegado del equipo.

En definitiva, si ya de por si el Barcelona B tenía un gran equipo, la llegada de Luis Alberto le ha dado al filial ese punto que le quedaba para ser uno de los mejores de la categoría. Además del buen trato de balón que se presupone a todo jugador culé, Luis Alberto aporta juego de espaldas, asistencias y goles. Además, como buen andaluz, ese duende, ese pellizco de talento e improvisación que parece cantar sin esfuerzo unas bulerías sobre el terreno de juego.

No hay comentarios :

Publicar un comentario