lunes, 10 de diciembre de 2012

Messi e Iniesta hacen invencible al Barça

El Fútbol Club Barcelona continúa, después de quince jornadas disputadas de la Liga BBVA, como líder indiscutible de la competición sin haber perdido ni un solo partido y habiendo cedido un único empate en el encuentro disputado en el Camp Nou frente al Real Madrid (2-2). Todo ello a pesar de ser un conjunto más frágil, defensivamente hablando, y de no controlar tanto ni tan bien la posesión del balón como en temporadas pasadas.
El aumento tanto de los goles a favor como de los tantos recibidos tiene explicación en la mayor verticalidad que se aprecia en este Barça de Tito Vilanova, frente a la mayor especulación que practicaba el equipo en la época de Pep Guardiola. Esto, a pesar de favorecer la creación de ocasiones e incrementar el número de goles a favor, tiene su hándicap en la zaga. El Barça no está ejecutando correctamente las transiciones defensivas, lo cual está provocando que se den situaciones como las de ayer en el Benito Villmarín, donde el Betis disfrutó de varias ocasiones claras para haber sacado un resultado bastante más positivo.
A nivel individual, el uso de dos laterales ofensivos provoca errores en la marca y a la hora de ejecutar el fuera de juego que cuestan goles como el logrado ayer por Rubén Castro. Jordi Alba es un lateral incombustible, eléctrico, que ha dotado al Barça de mucha más profundidad en su costado izquierdo. No obstante, defensivamente su nivel desciende, y no es capaz de aportar la seguridad que daba Eric Abidal a la zaga. Por otra parte, los centrales siguen en busca de su mejor nivel. El que más cerca está de conseguirlo es, sin duda, Gerard Piqué, que ante el Betis recordó al de la temporada 2008/2009, la mejor de su carrera.
No obstante, por encima del resto, el rendimiento de Messi e Iniesta es lo que hace a este Barça, hasta el momento, invencible en la Liga BBVA. Ambos están en el mejor momento de su carrera y son los dos futbolistas que marcan la diferencia con el resto de jugadores. Cada acción que llevan a cabo sobre el terreno de juego la ejecutan con la seguridad que les da saberse mejores que el resto. Sin embargo, se resisten a caer en la relajación y desidia que presupone esta condición y semana tras semana siguen demostrando su ambición, traducida al final de los 90 minutos en tres puntos más en el contador blaugrana.
Mención especial merece el argentino que, dependiendo del medio de comunicación al que acudas para informarte, ha igualado o superado la marca de Gerd Müller de más goles conseguidos en un año natural. Lionel Messi ha marcado la friolera de 85 goles en este 2012 y, sinceramente, es aterradora la cifra a la que podría llegar el año que viene conociendo la capacidad de superarse a sí mismo que posee.

No hay comentarios :

Publicar un comentario