viernes, 14 de diciembre de 2012

Lo de este Athletic no tiene nombre

La Liga BBVA vuelve con su decimosexta jornada de la mano y uno de sus enfrentamientos más calientes es el que enfrentará al Athletic de Bilbao y al Mallorca. Ambos conjuntos necesitan la victoria para acabar con la dinámica tan negativa que vienen arrastrando. Los de Caparrós vienen de ser humillados en la Copa del Rey, mientras que Bielsa ya no cuenta con el beneplácito de casi nadie dentro de la disciplina del club. Duelo de entrenadores con carácter, duelo de personalidades y duelo de presente y pasado bilbaíno.
Y es que nada se entiende este año en todo lo que rodea al Athletic. La eliminación copera deja al conjunto bilbaíno sin su competición preferida y sin margen de error. Ya no quedan ilusiones en Bilbao. Sin Europa League, sin Liga y ya sin Copa, San Mamés cerrará sus puertas sin poder ver a sus leones en la gloria. Lejos quedan ya las noches de alegría que se vivieran en años mejores. Algunos grandes perecieron allí y convirtieron el feudo rojiblanco en uno de esos campos míticos que asustan solo con escuchar su nombre. Pero ya nada queda de aquello. Los días están contados para que uno de los campos más longevos de nuestra liga eche el cierre, y su equipo ya no podrá regalarle más alegrías.
Sin duda, el conjunto vasco es la decepción de este curso. Tras la gran campaña realizada el año pasado, nadie hubiese imaginado la hecatombe que les esperaba. La llegada de Bielsa suponía un salto de calidad en el banquillo y así fue. Después de las luces llegaron las sombras. En un verano más que convulso, en el que la salida de Javi Martínez y la no renovación de Fernando Llorente se tornaron en asuntos casi de estado, la flor del Loco empezó a marchitarse. La mala relación con muchos de sus jugadores y con parte de la directiva del club, incluidos aquellos que un año antes confiaron en él, fueron pasando factura hasta el día de hoy. Sus pupilos ya no reman en la misma dirección en la que lo hace él y los malos resultados han condenado a su equipo a la decimocuarta posición en liga (solo 2 puntos por encima de los puestos de descenso).
Capitulo aparte merece el asunto Llorente. El Rey León no cuenta para el técnico argentino y los partidos los cuenta por suplencias. Algunos creen que el inicio de esta enemistad reside en los malos informes que el delantero riojano dio de su entrenador mientras jugaba con La Roja. En esos momentos, el fichaje, anunciado por muchos medios, de Bielsa como sustituto de Pep Guardiola en el FC Barcelona que estaba casi cerrado, fue perdiendo enteros y transformándose en castigos repetidos para el que para muchos es uno de los mejores delanteros del mundo. Marcelo Bielsa se quedó en Lezama y Fernando Llorente puso pie y medio fuera. 
La Juventus parece la mejor colocada por hacerse con sus servicios y el mercado invernal parece el mejor momento para salir. Las rebajas llegarán a Turín con el desembarco de uno de los más grandes de nuestra competición. Mientras, en Bilbao, su equipo del alma seguirá luchando por intentar convencer a aquellos que un día vieron como Los Leones rugían a lo largo y ancho del continente, viviendo en su feudo auténticos momentos de gloria. San Mamés cierra para no volver. Injusto castigo el que hoy le dan a un campo que se va entre deshonras y desplantes viendo como aquellos que le hicieron grande hoy lo empequeñecen.

No hay comentarios :

Publicar un comentario