domingo, 16 de diciembre de 2012

Caparrós sigue siendo el técnico idóneo

Sería la situación ideal para contratar a Joaquín Caparrós, si el entrenador no fuese ya él mismo. Un total de 13 puntos en 16 jornadas de la Liga BBVA y una más que segura eliminación en octavos de la Copa del Rey (derrota 0-5 en la ida ante el Sevilla en el Iberostar Estadi) es el pobre bagaje que el Mallorca acumula a estas alturas de temporada. Quién lo diría tras el excelente comienzo de campaña de los bermellones, en el sumaron tres victorias y dos empates en las cinco primeras jornadas de competición. Desde esa misma jornada, la quinta, ninguna victoria en el casillero y solo 2 puntos conseguidos. Una racha escandalosa.
Seguramente, si fuera otro el técnico del Mallorca, no hay dudas de que estaría engrosando desde hace unas semanas la lista del INEM. No obstante, el club bermellón dispone del mejor entrenador para combatir este tipo de situaciones límite, que no es otro que Joaquín Caparrós. El andaluz es uno de los mejores motivadores que se pueden encontrar en los banquillos de la Liga BBVA, y la plantilla de la que dispone tiene calidad de sobra para remontar el vuelo.
En lo futbolístico, lo primero pasa por recuperar lo antes posible la seña de identidad de los equipos de Caparrós, que no es otra que la seguridad defensiva. Sin tener zagueros notables, el técnico utrerano siempre es capaz de sacar el máximo rendimiento de sus jugadores en la parte de atrás, creando conjuntos compactos y solidarios que se sacrifican al 100% en la parte de atrás. Actualmente, es el cuarto equipo más goleado de la competición, y solo Granada y Osasuna han logrado menos tantos a favor.
Es de suponer que, una vez recuperados de sus lesiones futbolistas importantes como Nunes, Giovani Dos Santos y Javi Márquez, el equipo recuperará pronto la senda de la victoria. De hecho, en el partido de ayer ante el Athletic, solo la flagrante falta de gol se interpuso entre el Mallorca y la victoria. Gorka Iraizoz realizó su mejor partido de la temporada ante un Hemed que está lejos de ser un delantero resolutivo. A pesar de sus 7 goles en lo que llevamos de Liga BBVA, el israelí es un futbolista limitado, carente de velocidad, cuyo juego consiste en aguantar el balón o rematar al primer toque, no siempre con éxito. Además, Víctor no destaca por su definición ante la portería rival y el mexicano Giovani aún no se ha estrenado tras siete partidos disputados.
A pesar de la tremenda racha negativa del Mallorca, Caparrós aún no está muerto, y es conveniente recordar que, durante su etapa en la máxima categoría del fútbol español, el utrerano no ha sido despedido jamás, según @2010MisterChip. Si hay alguien capaz de superar adversidades y conseguir objetivos a base de esfuerzo y liderazgo, ese es Joaquín Caparrós. Sus conjuntos no practican, seguramente, el mejor balompié del mundo, pero son capaces de competir ante cualquiera y luchar hasta el final.

No hay comentarios :

Publicar un comentario