jueves, 20 de diciembre de 2012

Beneficiados y castigados en los octavos de la Champions

La suerte ha sido esquiva para Real Madrid y Valencia en el sorteo celebrado hoy en Nyon en el que se han conocido los emparejamientos para los octavos de final de la Liga de Campeones. El FC Barcelona y el Málaga sin embargo, se verán las caras con dos rivales claramente inferiores como son el Milan y FC Porto, respectivamente. Además malaguistas y culés contaran con la ventaja de jugar la vuelta en casa.
Sin duda, esas son las ventajas de acabar primeros de grupo. Los buenos resultados en la liguilla acaban viendo sus frutos y para el Barça y el Málaga llegan en forma de rivales asequibles. Ni el Milan es el Milan, ni el Oporto el Oporto. Lejos están los dos conjuntos de aquellos que ganaran la Champions. La scuadra rossonera no es el club italiano que deslumbrara al Viejo Continente en la consecución de sus dos últimas Champions (2002/2003- 2006/2007). A excepción de Stephane El Shaarawy, Allegri no cuenta con grandes efectivos en sus filas. La lesión de Alexandre Pato parecía motivo suficiente para alejar a los italianos de los octavos de final, pero el gran momento de forma de Il Faraone les colocó en el bombo. Con todo ello, a día de hoy, solo les queda su historia como argumento. Ni fútbol, ni una plantilla que destaque, ni, desde luego, las ideas claras. Ni ellos saben a lo que juegan y la clasificación de la Serie A así lo demuestra: séptimos a 14 puntos de la Juve.
El Málaga y su gran rendimiento en Europa se ha visto reconocido en el sorteo de esta mañana. El Oporto viene como segundo de un grupo “sin chicha ni limoná” en el que el PSG se acabó paseando de la mano del club portugués que no vieron ni en el Dinamo de Zagreb, ni en el Dinamo de Kiev rivales propios de la competición. No deberían tener problemas los de Pellegrini en dejar en el camino a los Dragones Azules. Su gran temporada les coloca ahora mismo como favoritos de este enfrentamiento.

La otra cara de la moneda la han vivido Valencia y Real Madrid. Ambas plantillas no hicieron los deberes y los octavos serán su particular castigo. Ibrahimovic, Thiago Silva, Lavezzi, Pastore son algunos de los nombres que pasarán por Mestalla. La nómina de jugadores que hoy día posee el club de la capital francesa está a la altura de los más grandes del continente. La llegada del jeque Nasser Al-Khelaïfi tenía justamente esto como objetivo. Los octavos son un paso más en el camino del PSG hacia la gloria europea, mientras que el Valencia de Valverde tiene trabajo por hacer si no quiere que esta temporada sea, un año más, un punto negro en su andadura por Europa. 
Para ganar hay que dejar por el camino a los mejores. Eso pensarán muchos madridistas después de ver el rival que le ha tocado al conjunto blanco. Solo su nombre da miedo, su historia pone los pelos de punta y su estadio es el escenario donde los sueños se vuelven pesadillas. Maestro y alumno se verán las caras en estos octavos de final de la Champions. Un Mourinho al que casi no le queda crédito, intentará dejar fuera a un Sir Alex Ferguson al que venera. Cristiano vuelve a la casa que seguramente este año haya extrañado en más de una ocasión. Los Diablos Rojos pensaran lo mismo del club merengue. Ambas historias y ambos caminos se vuelven a cruzar después de mucho tiempo. En la última ocasión, un tal Ronaldo Nazario salió a hombros del Teatro de los Sueños. Sin duda, el mejor partido de estos octavos de final que hoy, con su sorteo, han empezado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario