sábado, 10 de noviembre de 2012

Duelo por recuperar su sitio en liga

Espanyol y Osasuna. Osasuna y Espanyol. Ambos conjuntos pelearán en esta undécima jornada por escapar de los puestos de peligro que ocupan y, sobre todo, de la mala dinámica de juego que atraviesan. La situación, parecida a simple vista, parece estar más clara para el club perico, ya que su victoria el pasado fin de semana ante la Real Sociedad en un partido que veía más que perdido le ha dado ese empujón que necesita todo equipo en horas bajas.

La celebración de los tres puntos fue fiel reflejo de las sensaciones que se viven en la casa blanquiazul. La presión se esfumó con esa primera victoria y el club parece ver en ella el inicio de una racha ganadora. Los de Mauricio Pochettino empiezan a recuperar lentamente el ritmo de juego que en años anteriores les acompañó. La incorporación en esta temporada de jugadores como Colotto, Stuani, Tejera o Simao venía con la intención de dotar al equipo de una mayor solidez en todas las líneas del campo. Pero no todos ellos han ni tan siquiera rozado el nivel que se esperaba de ellos. El caso más llamativo es el del ex del Atlético de Madrid, Simao Sabrosa, quien no ha conseguido encajar en el once desde que llegó. El resto, han ayudado al club a cerrar algunas heridas que ya el año pasado le pasaron factura.
Con todo ello, Cornellá recibe a un Osasuna que viene de perder en un duelo directo frente al Valladolid. Mendilíbar empieza a perder el equilibrio en la cuerda en la que está subido. Sus decisiones rácanas en ciertos partidos y momentos del juego le están cerrando las puertas del club rojillo. Son muchos los que creen que el técnico vasco tendrá en el partido frente al Espanyol su última oportunidad para seguir en el Reyno de Navarra. En rueda de prensa, el todavía técnico de Osasuna aseguraba ser conscientes de que puede ser su adiós en caso de una derrota. “Cuando firmamos por un equipo, no firmamos paratoda la vida”,  aseguraba el ex técnico del Valladolid, con una palabras que albergan más matices de despedida que de ánimo para afrontar la situación.
El cambio de aires en el banquillo parece la solución más efectiva para que Osasuna pueda encaminar su rumbo este año, colista y a cinco puntos de la salvación momentánea. Su preocupante bagaje goleador, ocho goles en 10 partidos, parecen el principal problema, ya que en líneas generales el club osasunista viene practicando un fútbol serio y sólido, defensivamente hablando.
Los dos equipos viven este año un trámite difícil de encarar. La situación deportiva no es la mejor, más si cabe si se compara con la del año pasado cuando los resultados en la liga fueron mucho mejores. El conjunto perico llegó a ocupar puestos europeos en alguna jornada, mientras que Osasuna acabó encuadrado en la séptima posición a un punto de los puestos que daban acceso a la Europa League. Las diferencias a día de hoy son abismales y el partido de este fin de semana pondrá en mayores problemas al que no consiga hacerse con los tres puntos. No vale el empate. La necesidad de seguir sumando de tres en tres es a día de hoy la prioridad para estos dos equipos venidos a menos en este año.

No hay comentarios :

Publicar un comentario