viernes, 24 de agosto de 2012

Un año después: FÚTBOL


Iniesta ante Ramos en la jugada del penalti / Marca.com
La noticia es que el fútbol fue noticia. No es una obviedad, pues el los últimos tiempos nos habíamos acostumbrado a otro tipo de situaciones. Cara a cara dos equipos diferentes con dos estilos de juego antagónicos. Tanto como lo fueron las dos periodos del partido. Uno tedioso y previsible. El otro entretenido y vibrante. La segunda parte del choque fue un hermoso canto al fútbol. Intensidad, calidad, velocidad y goles, hasta cinco. Parece mentira que sobre el césped estuviesen los mismos jugadores que protagonizaron el primer tiempo.

El Barça monopolizó la primera parte. Un 75% de posesión deja poco lugar para los comentarios. Al Madrid le faltó ritmo e intensidad. Dispuso una defensa demasiado retrasada que le permitió minimizar el desgaste, realizando un notable trabajo defensivo, en el que destacó Albiol por encima del resto. Pero en ataque el equipo estuvo del todo inoperante. Sin un hombre capaz de sacar el balón jugado con criterio (parece que al final Modric sí va a hacer falta), el cuarteto Cristiano-Callejón-Özil-Benzema pasó totalmente desapercibido: cero disparos a puerta. En cambio, el FC Barcelona tuvo el control del partido pero le faltó profundidad. Mucho toque pero escasas ocasiones claras de gol. Xavi e Iniesta justificaron el precio de las entradas solo con los detalles que nos dejaron en el primer periodo. También Messi se mostró muy incisivo.

El segundo periodo comenzó con otro ritmo. El Madrid aumentó su intensidad en la presión y pronto forzó el córner que dio lugar al primer gol del partido por medio de un testarazo de Cristiano Ronaldo, que prolongó su racha ante el Barça. Lejos de amilanarse con este revés, el Barça tardó un minuto en empatar el partido con el gol de Pedro en posición dudosa, rayando el fuera de juego. Esta coyuntura dibujó un nuevo partido. A partir de ese momento comenzó a cumplirse el guion. El Barça dominó con mayor profundidad y las contras del Madrid sembraron el miedo en el área rival. Sin embargo, un claro y prescindible penalti de Sergio Ramos a Iniesta permitió a Messi ajustar cuentas pendientes, rompiendo así el partido. El Madrid no tuvo tiempo para reaccionar tras haberse adelantado en el marcador y lo pagó con un descontrol defensivo preocupante. De eso se aprovecharon los artistas blaugranas. Iniesta imaginó la mejor jugada del partido y después la materializó con un pase entre líneas a Xavi que le dejó solo ante Casillas: 3-1. Parecía todo visto para sentencia cuando Víctor Valdés nos devolvió aquella imagen de portero inseguro con el balón en los pies, que ya teníamos casi olvidada. Intentó controlar ante la presión de Di María y este le robó la cartera. Un fallo que dejó todo abierto para la vuelta: 3-2.

Este resultado obliga al Real Madrid a imponerse en el Bernabéu. Le valen el 1-0, el 2-1 y cualquier victoria por dos o más goles. Por su parte, al FC Barcelona le basta con un empate. La imagen de los jugadores saludándose en el centro del campo tras el pitido arbitral nos demuestra que estos muchachos han aprendido algo tras el escándalo de hace un año. Fútbol.

1 comentario :

  1. Decir que Albiol ayer fue de lo más destacado... él junto a Ozil fueron los lastres del Madrid. Uno porque físicamente no está (Ozil) y otro porque se vio por qué es suplente y por detrás de Varanne... Mucho hizo ayer el Madrid jugando con 9 y tras el repaso que le pegó el Barça

    ResponderEliminar