jueves, 30 de agosto de 2012

Higuaín mantuvo vivo al Barcelona


Higuaín celebra el primer gol del partido / Marca.com
Fue un partido memorable, de los que incluso se presume de haber presenciado años después. De nuevo dos estilos enfrentados que honraron a la práctica de este deporte llamado fútbol. Yo les contaré a mis hijos que un día vi jugar a estos dos grandísimos equipos.

El Madrid quiso tranquilizar a su técnico borrando esa imagen de equipo perezoso y conformista que mostró en Getafe. Impuso su juego directo desde el inicio, plantándose con facilidad ante la meta de Víctor Valdés. La inoportuna baja de Dani Alves en el calentamiento fue el primer contratiempo para Tito Vilanova, que incluyó en el once a Jordi Alba y mandó a Adriano al lateral derecho. Por ese carril llegó la primera (de muchas) ocasión de Higuaín, que repelió Valdés. A la segunda no perdonaría el argentino, que batió al portero y puso la eliminatoria del lado del Madrid. Minutos después, Cristiano Ronaldo (tras un control asombroso de espuela) puso el 2-0 y noqueó al Barcelona. Se vaticinaba una goleada en el Bernabéu, más aún cuando Adriano fue expulsado tras agarrar a CR7 cuando encaraba la portería de Valdés…

No obstante, nunca se puede dar por derrotado a un equipo del calado del FC Barcelona. Sobre todo si el diez lo porta un hombre llamado Lionel Messi. En el minuto 44 devolvió la esperanza a sus seguidores con un soberbio lanzamiento de falta desde 30 metros. Así se llegó al descanso.

Conviene hacer aquí una reflexión: todos los tipos de fútbol tienen cabida. Este Barça ha alcanzado la excelencia futbolística en muchas ocasiones. Eso no quiere decir que sea el único medio posible para conseguir un fin: jugar bien al fútbol. La primera parte del Madrid rozó la perfección, pese a no apabullar con la posesión del balón. Un fútbol directo, sin especulaciones, con las líneas muy adelantadas y haciendo gala de una velocidad vertiginosa. El problema es que esta opción requiere un desgaste físico difícil de mantener durante noventa minutos, algo que no logró el Madrid en el segundo periodo.

Pese a jugar con diez hombres, el Barça fue capaz de imponer su supremacía con el dominio del esférico en la segunda parte. Sin embargo, el Madrid le perdonó la vida en innumerables ocasiones. Gonzalo Higuaín dio un recital de cómo se pueden fallar goles casi cantados. Ayer perdió la oportunidad de ser titular indiscutible en los próximos veinte partidos. Por eso estuvo vivo el Barça hasta los últimos minutos, en los que Pedro, Alba, Tello y Messi pudieron darle la vuelta al partido. Jugaron con diez durante una hora y tuvieron opciones hasta el final. Jugando en superioridad es la única opción que tiene el Madrid para discutirle el balón al Barça. Buena muestra de lo que representa este equipo. Al margen de esto, el partido también sirvió para sendos debuts de Song y Modric, que vivieron su primer clásico.

Durante el partido pudimos ver gestos que se echaban en falta: Pedro ayudando a levantarse a Marcelo, Cristiano disculpándose con el canario, Iniesta dando la mano a Di María tras una falta… Pese a poder pecar de exceso de romanticismo, ese tipo de detalles son los que engrandecen estas rivalidades. En la celebración, el Barça permaneció digno sobre el césped, reconociendo la victoria de su oponente y demostrando que tan importante es saber ganar como saber perder.

En el post-partido vimos a un Tito Vilanova serio y poco comunicativo. Sus reflexiones del partido se ajustaron poco a la realidad, pues afirmó que los dos goles del Madrid llegaron por errores puntuales del Barcelona. Al menos nos quedaremos con que sí que dio la cara. Esto apenas ha comenzado.
CR7 y Valdés abrazados tras el pitido final / Mundodeportivo.com
Sobre el partido de ida:

6 comentarios :

  1. Voy a expresar aquí una reflexión (impopular) que he decidido publicar cuando he leído el título de esta entrada: 'Higuaín mantuvo vivo al Barcelona'. Nada más observarlo, pensé en Víctor Valdés, y, recordando el partido por encima, me reafirmo en que 'Valdés mantuvo vivo al Barcelona'.
    Vaya por delante que no pretendo comparar a Valdés con Casillas. El de Móstoles es el mejor portero del mundo y está por encima de todos. No obstante, no se miden con igual rasero las actuaciones de Valdés cuando sus intervenciones son providenciales o sirven, como ayer, para que su equipo siga en la lucha por un título hasta el final. No tengo duda de que el titular, si los papeles se hubieran cambiado, hubiese sido para Íker, y no para el delantero azulgrana de turno.
    A menudo se falta al respeto a un portero que cuenta con 5 trofeos Zamora en su haber. Sí, ya sé que siempre ha tenido defensas muy buenos delante, pero no creo que eso sirva para infravalorarle, como habitualmente sucede. Y sí, también sé que canta de vez en cuando, como TODOS.
    Con esto solo quiero reclamar un poco de respeto al aficionado en general por el segundo mejor portero español de momento y uno de los mejores del mundo, por descontado.

    Buena entrada, amigo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Trofeo Zamora es un premio absurdo por naturaleza, que no representa EN ABSOLUTO el rendimineto de un portero a lo largo de la temporada. Tu propia frase es lapidaria: "Valdés tiene cinco Zamoras" (Casillas uno); por lo tanto no creo que tal galardón tenga que ser considerado a la hora de hablar del portero del FC Barcelona.

      En el partido de ayer Valdés realizó tres paradas (espero no dejarme ninguna en el tintero): dos a Higuaín y una a un lanzamiento de Khedira que le fue al cuerpo en la primera parte. No obstante, creo que fue de lo más destacado de su equipo. Por su parte, la intervención de Casillas en la segunda parte ante el lanzamiento de Pedro me pareció más meritoria, ya que el balón iba a entrar por debajo de sus piernas, precisamente por dónde entró el gol de Higuaín.

      Pero el argentino, además de esas dos, falló dos aún más claras si cabe. Una en la primera parte que le saca Mascherano y otra en la segunda que también despeja el 'Jefecito', esta vez al palo. De no haber tenido esas dos ocasiones, es evidente que el titular habría sido otro. Pero no se puede obviar que Higuaín ayer podía haber salido a hombros del Bernabéu con un hattrick bajo el brazo.

      Hay un gesto de Casillas en la celebración que me pareció significativo: agarró por el cuello en tono de broma al 'Pipa' como acusándole de haber prolongado el sufrimiento más de lo necesario. Precisamente Casillas, que conoce de primera mano los méritos y los deméritos de un guardameta.

      A pesar de esto no critico en absoluto el rendimiento de Valdés que, en varios tramos de los últimos años, ha estado al nivel (e incluso por encima) de Iker Casillas. El de Hospitalet es el segundo mejor portero del mundo (quizá junto a Neuer) y sería titular en cualquier equipo del mundo, excepto en la Selección Española y en el Real Madrid.

      Saludos terrícolas.

      Eliminar
    2. PD. En el partido de ayer Casillas realizó tres paradas que yo recuerde: dos a Pedro y una a Montoya. Por lo tanto, no distó demasiado la actuación de ambos porteros en la vuelta de la Supercopa.

      Eliminar
    3. Según la estadística de Marca, Valdés realizó 5 paradas. A esas 3 que señalas tú, hay que añadir un paradón en un mano a mano con Khedira en la segunda mitad (el alemán se fue de 4 defensores azulgranas), y de la quinta no me acuerdo, la verdad. Al igual que haces referencia al reproche de Casillas a Higuaín al final del partido, yo me quedo con las declaraciones del capitán del Real Madrid: "Valdés ha estado de 10".
      Por cierto, en cuanto a lo del Trofeo Zamora, yo tampoco creo que sea el perfecto medidor del rendimiento de los porteros, pero, de ser absurdo, lo es tanto como el Pichichi. Sin entrar en esto, a lo que voy es que si fuese Casillas el que contara con esos 5 trofeos, la impresión general es que serían totalmente merecidos, mientras que en el caso de Valdés se va directamente a la zaga del Barça. Algo habrá tenido que ver él también, ¿no?
      No te he echado en cara que tú critiques o no el rendimiento del portero del Barça (te conozco y sé que valoras a Valdés), solo denuncio la diferencia existente a la hora de valorar actuaciones de uno y otro (que la hay), y el poco respeto que se tiene a la hora de hablar de Valdés.

      Dicho esto, me reitero: si se cambian los papeles, el titular honraría a Íker. El tuyo y todos los demás.

      Eliminar
    4. Buen artículo, Roberto, y coincidiendo contigo en líneas generales, a mí, al igual que a Javier, me chirría la diferencia de trato entre Valdés y Casillas. Decir que los cinco Zamoras de Valdés no tienen mérito alguno, cuando hace dos días, la prensa, radio y televisión española encumbraban a Casillas por haber sido elegido mejor portero de la Eurocopa, y todo ello por haber sido el portero menos goleado en la competición... ¿Esto sí tiene mérito? Pues el estilo de juego de la selección es de posesión de balón (similar al del Barcelona), y la defensa es igual o mejor que la barcelonista ¿Cuál es la diferencia?
      Antes del fenómeno Casillas, siempre se había dicho que el buen portero era al que tiraban poco, pero allí estaba cuando hacía falta. Ahora resulta que lo de Valdés no tiene mérito porque le tiran poco.
      Casillas es un buen portero, con muy buenos reflejos y un uno contra uno excelente. Pero falla en las salidas (igual que Valdés) y en el juego con los pies, que si bien en el Madrid esto no es importante, en la selección sí.
      Para mí, y esto una opinión muy personal, Casillas, siendo un gran portero como en general lo son todos los de equipos grandes, se ha visto beneficiado por la crisis de juego galopante que ha perseguido al Madrid desde la caida de los galácticos. Una crisis demasiado larga e inédita en la historia blanca que ha hecho trabajar a su portero más que a ningún otro en la historia del Real Madrid. A partir de aquí, todos hemos visto en Casillas paradas muy meritorias, otras sobrevaloradas y fallos tapados por la capacidad goleadora de sus compañeros o por la prensa. Esta es, para mí, la leyenda de San Iker. Pensarás que no soy objetivo, pero en la dilatada historia de éxitos del Real Madrid ¿Cuándo ha sido determinante la actuación del portero sobre la de los delanteros?

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo con el titular que reza en esta entrada, los viejos fantasmas volvieron a aparecer en la noche de ayer, y, aunque marrase ocasiones cantadas, sigo reverenciando la autoridad y la categoría de Higuaín dentro del área, pero le va a pesar de cara a los sucesivos encuentros en los que Benzema puede dar un golpe sobre la mesa mucho antes de lo esperado.
    En cualquier caso, como ya le dijo Van Nistelrooy al propio 'Pipita': Las rachas de los delanteros son como un bote de ketchup, hay veces en los que sale sin mucho esfuerzo y otras en las que no lo hace por más que aprietes.
    Un saludo chicos.

    ResponderEliminar