sábado, 18 de agosto de 2012

Entre recortes y horarios extraños...

El Celta recibe al Málaga en el partido inaugural de la Liga BBVA / elcorreogallego.es
Hoy, sábado 18 de agosto, comienza la Liga BBVA 2012-13 en medio de un ambiente enrarecido, tanto por la fecha, como por los horarios con los que nos ha sorprendido la Liga de Fútbol Profesional. A esto tenemos que añadir la escasez de fichajes en un mercado que está a la espera de la 'bomba Modric', que podría llegar al Real Madrid por unos 40 millones de euros, y también la amenaza de parón de un grupo de equipos descontentos por el desigual reparto del dinero procedente de las televisiones. Precisamente, y hablando del tema, muchos aficionados están indignados ante la que puede ser la campaña con menos fútbol en abierto de los últimos años.
Con este panorama, la atmósfera futbolística es más extraña aún si tenemos en cuenta que la Supercopa de España aún no se ha disputado. Lo que podía ser una apertura de temporada por todo lo alto con los dos grandes de nuevo cara a cara, tiene como aperitivo un tanto soso la primera jornada de competición liguera. Definitivamente, se demuestra con este acontecimiento que los dirigentes de RFEF y LFP pueden entender de muchas cosas, pero no saben nada sobre la organización de un espectáculo. No estoy de acuerdo en que la Supercopa se juegue antes del inicio de la Liga como un patrón invariable, pero sí que sería conveniente empezar a pensar en cómo abrir una campaña futbolística con el mejor producto posible.
A este patinazo, hay que sumarle el nuevo invento en cuanto a horarios: partidos que comenzarán a las 23:00, tanto sábados como domingos, e incluso los lunes. Los aficionados de Mallorca, Levante y Zaragoza, respectivamente, serán los primeros en probar esta pionera experiencia que perjudica, como siempre, a los fieles que van a los estadios. Esto también nos lleva a los excesivos precios de las entradas, cada vez más inabordables en la época en la que vivimos. Será curioso comprobar como un club como el Getafe, por ejemplo, a cuya afición le cuesta bastante asistir al Coliseum Alfonso Pérez, enfrenta un partido a las 23:00 en el que no tenga como rival a Madrid o Barça. La expresión 'panorama desértico' quizás quede corta.
En definitiva, es desastroso que, teniendo el producto futbolístico más potente de Europa (obviando la Champions), los organismos deportivos competentes no sepan cómo gestionar el espectáculo para que llegue al mayor número de personas en las mejores condiciones posibles. De este modo, resultan envidiables eventos como el ‘Boxing Day’ en la Premier, o incluso en otros deportes: por ejemplo, en la NBA hay programaciones especiales el día de Navidad, donde se enfrentan los equipos más fuertes de la liga entre ellos en horario de máxima audiencia. Es en este sentido en el que hace falta una reestructuración profunda, ya que el binomio espectáculo-aficionados tiene que estar por encima de todo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario