lunes, 20 de agosto de 2012

El Levante, en manos del sentido común de su entrenador

Juan Ignacio Martínez en el Ciutat de València / clubatleticodemadrid.com
El Levante fue la mejor noticia de la temporada pasada. Su magnífica temporada se cimentó gracias a un bloque sólido, donde apenas brillaron futbolistas de manera individual, salvo Arouna Koné. Juan Ignacio Martínez ha trazado las mismas líneas maestras para esta temporada que recién ha comenzado.

Se pudo ver en el Ciutat de València en el partido ante el Atlético de Madrid. Al equipo colchonero le faltó en el inicio del choque la intensidad que le sobra al conjunto valenciano. Lo pagó caro, pues El Zhar adelantó a su equipo con un disparo desde la frontal en el minuto cinco de partido. Simeone debió de pensar que era el peor escenario posible. Ponerse por detrás en el marcador en el estadio del Levante es algo que atormenta a los entrenadores de la Liga BBVA. Este equipo domina el otro fútbol a la perfección. No podía ser de otro modo si el centro de la zaga está comandado por un tal David Navarro y otro que responde al nombre de Sergio Ballesteros.

No obstante, el Atlético consiguió salir del túnel gracias a un golazo de Arda Turan, que ha comenzado el curso como acabó el anterior: echándose el equipo a la espalda. Poco más se pudo destacar en un partido antipático para el espectador, tedioso para los aficionados al fútbol.

Una reflexión se torna inevitable cuando hablamos del Levante. La clasificación para la UEFA Europa League puede ser su principal enemigo esta temporada. La plantilla levantinista parece corta para afrontar tres competiciones y dos partidos por semana durante todo el año. Aún está fresco el recuerdo de Paco Roig llorando desconsolado en el palco de El Madrigal... Juan Ignacio Martínez cuenta con una plantilla más que capacitada para mantener la categoría y hacer un papel digno en la Copa del Rey. Sin embargo, para afrontar una competición europea hace falta un punto más de calidad. No basta con ser un equipo fuerte en casa. Hay que salir fuera a ofrecer algo más. Faltan jugadores para desempeñar ese papel.

Barkero fue un jugador fundamental la pasada temporada, no solo con su trabajo en banda sino también aportando en el apartado goleador. Junto a Joselu, El Zhar y a la incorporación de Pape Diop, forma un centro del campo que da lustre a este equipo. Es en la delantera donde Arouna Koné ha dejado un hueco difícil de llenar. Las incorporaciones de Gekas, procedente del Samsunspor turco; y de Ángel Rodríguez, del Elche; no parecen estar aún a la altura del jugador del Wigan, que ayer debutó en la Premier ante el Chelsea.

JIM debería ser pragmático y honesto consigo mismo sentándose a meditar si su plantilla está en condiciones de afrontar con garantías las tres competiciones. No parece que el vestuario pueda dar tanto de sí. Aunque, siendo sinceros, nadie esperaba que el Levante UD acabase la última liga en quinta posición. Quizá este Levante nos tenga reservadas aún más sorpresas…

No hay comentarios :

Publicar un comentario