domingo, 15 de julio de 2012

PSG, un aspirante más para la UCL

Ibrahimovic y Thiago Silva celebran un gol / EFE
El fútbol de élite europeo tendrá la próxima temporada un “nuevo” invitado que intentará tutear a los grandes a la hora de conseguir la Champions League. Al menos, eso es lo que pretende el Paris Saint Germain, clásico club francés que disputará la próxima edición de la máxima competición continental tras siete años de ausencia.
El subcampeonato conseguido en la Ligue 1 permitirá que el equipo entrenado por Carlo Ancelotti pelee por un título que nunca ha ganado, y por el que la entidad catarí propietaria del club parisino (Qatar Investment Authority) parece estar dispuesta a fichar a todos los jugadores que hagan falta.
Debido a la precaria situación económica que viven la mayoría de los clubes, la predisposición para vender futbolistas es cada vez mayor según avanzan las temporadas. Actualmente, cualquier jugador, por bueno que sea, o por mucho que quiera quedarse en un equipo, tiene un precio por el cual el club que lo tiene contratado tiene a bien desprenderse de él para pagar deudas y sanear sus cuentas.
Normalmente, los equipos grandes siempre se habían salvado de tener que hacer este tipo de prácticas, ya que sus ingresos les permitían retenerlos con el fin de conseguir todos los títulos posibles. No obstante, ya hemos observado como uno de los clubes más clásicos de Europa, el AC Milán, ha cedido en su afán de ser competitivo al máximo nivel dando salida a sus dos mejores jugadores: el defensa Thiago Silva y el delantero Zlatan Ibrahimovic. Solo el fichaje del brasileño es oficial, pero el propietario del club rossonero, Silvio Berlusconi, declaró que habían vendido a ambos.
No deja de sorprender que un equipo de la entidad del Milán traspase a su delantero estrella, que viene de jugar su mejor temporada como profesional y ha sido el principal artífice de que su equipo disputara el título hasta la penúltima jornada del campeonato. Además, consiguió su segundo trofeo como Capocannoniere de la Seria A. El caso de Thiago Silva, por su parte, es aún más extraño, ya que el brasileño renovó solo unas semanas antes de ser vendido al PSG, y a pesar del interés de equipos con más aspiraciones deportivas que el parisino, como el FC Barcelona.
Aún falta más de un mes para que se cierre el mercado de fichajes y con dichas incorporaciones, además de la del argentino Lavezzi, ex del Nápoles, el Paris Saint Germain tiene posibilidades, si Carlo Ancelotti sabe conjuntar tanto talento, de hacer, como mínimo, semifinales de Champions. Una delantera formada por Pastore, Nené, Lavezzi e Ibrahimovic debería ser sinónimo de fantasía y goles, y el salto de calidad que permitiese al PSG hacerse con la Ligue 1 después de 18 años sin lograrlo. Indudablemente, la buena noticia es la suma de un equipo más a la terna de aspirantes capaces de hacer frente a los clubes más poderosos de Europa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario