jueves, 26 de julio de 2012

Como en Sudáfrica, España comienza perdiendo

Otsu celebra el gol de la victoria / Marca.com
Comenzó la andadura de la Selección Española en los Juegos Olímpicos de Londres. Lo hizo de la peor manera posible: cayendo por la mínima ante Japón. Es el mismo resultado que cosechó la selección absoluta en su debut en Sudáfrica ante Suiza, aunque lo cierto es que la sensación fue muy diferente.

Sobre el césped del  Hampden Park se vio a un equipo inofensivo e indolente, con la luz de la reserva encendida. Los jugadores han llegado a este tramo de la temporada agotados físicamente y eso se percibe en el campo. La selección japonesa no paró de correr en todo el partido, lo que le otorgó una clara superioridad desde el inicio. Si bien a nivel técnico están a años luz de los nuestros, en el aspecto físico no tienen nada que envidiar. Como ya sucedió ante Senegal, España no tuvo la oportunidad de demostrar su teórica superioridad.

El gol llegó en un fallo en la defensa de un córner. Montoya no acertó en su marca, lo que aprovechó Otsu para batir a De Gea en el minuto 34. Las cosas se pondrían peor cuando, en el minuto 41, Iñigo Martínez vio la roja directa por un agarrón siendo el último defensor.

Tras el descanso España entró más en contacto con el balón pero seguía faltando ese punto de frescura. Los japoneses llegaban siempre antes y supieron cerrarse muy bien atrás. Tanto que sus contras fueron peligrosísimas. Nagai fue el hombre más incisivo y si no llega a ser por la magnífica labor de David De Gea, quizá podríamos estar hablando ahora de un marcador más abultado.

No hubo manera de penetrar en su defensa. Mata llevó la voz cantante en el ataque, pero no recibió la ayuda necesaria. Adrián se mostró apático, Jordi Alba apenas pisó el área rival e Isco decepcionó en el debut. Los cambios aportaron algo de alegría al ataque. Ander Herrera (que entró por Adrián) trató de hacer llegar el balón a los hombres de arriba, pero tampoco estuvo excesivamente acertado. Romeu suplió a Isco y en los últimos minutos entró Christian Tello en el lugar de Koke. Con los cambios mejoró el equipo pero no fue suficiente.

Queda mucho por mejorar aún. La versión optimista es que solo se puede crecer. Además, en el otro partido del grupo Honduras y Marruecos empataron a dos, lo que minimiza el tropiezo español. Milla debe cuidar a sus chicos, haciendo especial hincapié en los trabajos de recuperación. Todo apunta a que Muniain estará disponible para el partido del domingo ante Honduras, lo que, sin duda, ayudará a mejorar el juego de nuestra selección. Estos chicos tienen mucho crédito aún.

No hay comentarios :

Publicar un comentario