martes, 5 de junio de 2012

Los rivales de España: Irlanda

POCAS ESPERANZAS PARA CUARTOS
Jugadores irlandeses celebreando el pase a la fase final de la Euro 2012 / Mundo.com
Sus jugadores no estarán, muy probablemente, en el once de gala de la Eurocopa que en apenas tres días dará comienzo. Su juego no será recordado con el paso de los años, ni tan siquiera las apuestas la colocan más allá de la fase de grupos. Irlanda llega a la Euro para intentar hacer la machada de meterse en cuartos de final en un grupo donde la competencia es altísima. Su máxima: defender hasta la extenuación y aprovechar el buen juego que posee en ambas bandas.
El segundo rival de España en esta Eurocopa será la Irlanda de Trapattoni. Los irlandeses se verán las caras con nuestra selección el próximo jueves 14 de junio a las 20:45 en el PGE Arena en un partido que podrá colocar a La Roja en la siguiente fase, siempre y cuando los resultados sean positivos para los de Del Bosque. Duelo de técnicos el que veremos en ese partido. Sin duda, la mejor baza que tiene Irlanda tiene nombre y apellidos: Giovanni Trapattoni. El mister italiano es el vivo reflejo del éxito. Ganó allá por donde estuvo. La Juventus de Turín de final de los 70 y de los 80 fue una de las beneficiadas de las ideas de Trap. Hasta siete veces ha conseguido el titulo de la Serie A. Además de la Vecchia Signora, el Bayern de Munich o el Benfica consiguieron el título liguero con el hoy seleccionador irlandés en el banquillo. A pesar de todo ello, sus años como seleccionador de la azurra en el Mundial de 2002 y en la Eurocopa de 2004 no le llevaron por la senda del éxito.
Su fase de clasificación casi inmaculada, segunda de su grupo por detrás de Rusia,  le otorga muchos más méritos de los que a día de hoy se le reconocen. De los 10 partidos jugados, seis acabaron con victoria de Irlanda y tan solo uno en derrota. Con un juego que tiene en las bandas su principal recurso, Irlanda aportará a este torneo un concepto diferente en el que los extremos puros vuelven a la primera línea de batalla. McGeady, McLean y el eterno Damien Duff son parte del gran ataque irlandés. A ellos se les sumará el siempre peligroso Robbie Keane para dar a su equipo un rendimiento de cuartos de final.
Son pocos o muy pocos los que apuestan por el conjunto de Trapattoni, ya que por su trayectoria en todos estos años hace que los pensamientos para con ellos no sean nada halagüeños. Sin embargo, analizando uno a uno todos los miembros de su teórico once inicial, es más la no fama que la calidad que atesoran lo que afecta en los análisis que se hacen de su juego. Nombres como los de Shay Given, Richard Dunne, John O´sea, Stephen Hunt, Kevin Doyle o Darron Gibson son ejemplo del nivel que atesora la selección de Irlanda. Todos ellos jugadores de Premier League que han militado en clubes de la talla del Manchester United o Manchester City.
Fútbol de toda la vida. Así se puede definir a la forma de jugar de los irlandeses. El clásico 4-4-2 de sus alineaciones habla de lo claras que tiene las ideas el gran Trap. Su juego, basado en una defensa férrea, a pesar de que en ocasiones abuse del pelotazo, con un centro del campo a la vieja usanza en el que se vuelve a la tradición de los jugadores puros de banda. De allí saldrá su principal peligro. De las bandas y, sobre todo, de la imagen que muchos tienen de la selección del trébol. Una imagen que no les hace justicia y que, en mi opinión a más de uno le provocará alguna que otra sorpresa. Esperemos que no sea España una de ellas y que una victoria frente a Irlanda acerque a La Roja a los ansiados cuartos de final.

No hay comentarios :

Publicar un comentario