jueves, 7 de junio de 2012

Los rivales de España: Croacia

CROACIA, EL MAYOR PROBLEMA DE ITALIA
Modric es la principal baza del conjunto croata / OleOle
El pase más que probable de La Roja, al menos eso esperamos todos, a cuartos de final como primera de grupo, pone el segundo puesto del Grupo C al rojo vivo. Italia, Croacia e Irlanda pelearán por meterse en la siguiente fase de la Euro 2012. La selección azurra tendrá en el conjunto croata su principal oposición para pasar, ya que a los de Slaven Bilic les sobran motivos para pugnarle el puesto a los de Cesare Prandelli.
Si hay alguna selección del torneo cuyas aspiraciones dependan de un jugador esa es Croacia. Su eje central, la estructura que guiará su camino será quien decida el ser o no ser del país croata. Luka Modric es el presente y el futuro de su equipo, el Tottenham, y de su selección. El pequeño centrocampista, comparado por su físico una y mil veces con Johan Cruyff, es talento puro. De sus botas saldrá el juego que haga su país. El sistema está adaptado a sus necesidades para que Modric pueda moverse con total libertad por el campo. Sin duda, si él está bien, Croacia llegará lejos.
El equipo, con muchos jugadores de gran nivel, aspira a no perder su sitio en el Ranking FIFA (8º) llegando a cotas que a día de hoy pocos auguran. Ya queda poco o nada de aquella Croacia que deslumbró al mundo entero consiguiendo un meritorio tercer puesto en el Mundial de Fútbol de 1998 en Francia. En el país galo, Suker, Simic, Prosinecki, Boban, Jarni, Vlaovic o el propio Slaven Bilic, entre otros, deleitaron a muchos de nosotros con su fútbol y desparpajo que les llevó tan lejos. El propio Suker consiguió en aquel torneo la Bota de Oro que le premiaba sus seis dianas. Aquel equipo ya es pasado y esta Euro 2012 es el mejor escenario para volver a gritar bien alto quiénes son.
Ya no hay margen de maniobra. Empieza la cuenta atrás. El domingo ya está a la vuelta de la esquina y su enfrentamiento ante Irlanda pondrá en situación a unos y otros. El juego físico, como el practicado por la selección irlandesa, siempre se le ha dado muy mal a los croatas. Una victoria consolidaría su posición y dejaría el partido contra Italia en un cara a cara en el que el vencedor pondrá al alcance de la mano el pase a cuartos. Su octava posición en el listado de la FIFA la sitúa por delante de Italia (12ª) y de muchos otros países que, a priori, no merecen estar por debajo del país balcánico. Algunos como Costa de Marfil (16ª), Francia (14ª) o Portugal (10ª) son ejemplo de ello.
La llegada no fue fácil. Sin ser capaz de ganar en ninguno de los dos partidos a Grecia, campeona de su grupo en la fase de clasificación, tuvo que esperar a la repesca para poder estar presente en la Euro de Polonia y Ucrania. Su victoria fuera de casa ante Turquía por tres goles a cero le facilitó el trabajo que con el empate a cero de la vuelta se acabaría consolidando.
Uno de los héroes de la repesca no estará con sus compañeros en el torneo. Ivica Olic cayó lesionado hará unos días, quedando fuera de los 23 seleccionados por culpa de una lesión muscular que le dejará durante unas semanas en el dique seco. Así deja a su país. Sin él, los croatas pierden la principal referencia en el ataque. La responsabilidad quedará por tanto en el juego de Nikica Jelavic, delantero del Everton, que no tiene ni las tablas, ni la calidad del delantero del Bayern de Munich. A pesar de ello, es, a día de hoy, el mejor posicionado para ocupar la punta del ataque croata. El gran final de temporada que Jelavic hizo con los toffees le coloca muy por encima del resto de atacantes. Junto a él, jugadores de la talla de Kranjcar, Mandzukic o del sevillista Rakitic hablan mucho y bien del nivel que atesora Croacia en sus filas.
Mención especial, además del ya mencionado Modric, merece Darío Srna. El capitán del Shakhtar Donetsk ya tiene dos Eurocopas (2004 y 2008) y un Mundial (2006) a su espalda. Lateral en su equipo e interior en la selección, sea cual sea su posición el punto de exigencia es siempre máximo. Comparado en alguna ocasión con volantes de la talla de Beckham o Luis Figo no ha llegado nunca a dar el salto a un grande. Su exquisito golpeo con la pierna derecha le ha convertido en uno de los mejores jugadores croatas de los últimos años. Sus 29 años le han mermado el fondo físico, pero Srna lo ha sabido contrarrestar con su enorme calidad.
Todos y cada uno de ellos y, sobre todo, la historia que este país escribió hace 12 años empujará a Croacia hacia sus metas en este europeo. La dificultad es máxima, pero el premio lo es aún más. Un buen torneo por parte suya animará todo el campeonato. La posibilidad de dejar fuera a selecciones del nivel de Italia o España será un motivo más por el que luchar hasta el final. El momento de las dudas ya pasó y mañana empieza lo bueno. La Eurocopa 2012 dará comienzo en unas horas y el domingo el Grupo C echará a andar con una muy buena Croacia, la cual estoy seguro de que dará qué hablar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario