sábado, 2 de junio de 2012

Euro 2012: Grupo A

GANAS DE HACER HISTORIA 
Estadio Nacional de Polonia / uefa.com
El Grupo A es, sin duda, la cenicienta de esta Euro 2012, cuya cuenta atrás ya ha comenzado. Con el nivel de exigencia de los otros grupos, el formado por las selecciones de Polonia, Rusia, República Checa y Grecia no parece que vaya a tener, salvo sorpresa, un protagonismo más allá de los partidos de grupo. Su presencia en los octavos de final tendrá como objetivo mejorar los registros obtenidos en torneos anteriores en los que sí fueron grandes.
Tan solo seis días quedan para que dé comienzo el torneo futbolístico más importante del Viejo Continente. Los amantes de este deporte ya cuentan las horas para que el balón, objeto de debate en muchas ocasiones, eche a rodar en el Estadio Nacional de Polonia. El partido inaugural enfrentará a una de las anfitrionas, Polonia, frente a Grecia en el encuentro que abrirá el viernes que viene a las 18:00 el tan esperado campeonato.
Con un equipo prácticamente desconocido, Polonia llega a su Europeo para intentar derrotar a la historia. Jamás ha conseguido el conjunto polaco pasar de la fase de grupos. Además, desde 1960 y hasta 2008, tan solo se ha clasificado en tres ocasiones para jugar la fase final, quedando en las anteriores apeada en la fase clasificatoria. Por ello, por su pobre trayectoria, la selección local confiará en el apoyo de su afición para llegar lo más lejos posible. De entre sus 23 convocados, ninguno de ellos es de gran calado mundial. A pesar de ello, cuenta con tres nombres propios que seguramente den mucho que hablar. Wojciech Szczesny, portero del Arsenal;  y, sobre todo, Lucas Piszczek y Robert Lewandoski, lateral derecho y delantero centro, respectivamente, del Borussia Dortmund. El primero ha cuajado una temporada notable con el conjunto inglés en la que ha realizado partidos de gran nivel. Su juventud, solo 22 años, no le impiden ser considerado uno de los mejores porteros polacos de la historia. Por su parte, los dos jugadores del flamante equipo campeón de la Bundesliga ya están en las agendas de muchos equipos grandes. Piszczek ya suena para reforzar el lateral derecho del Real Madrid. Su progresión imparable y sus subidas por la banda le hacen un lateral fuerte atrás y que, además, aporta una solución en el ataque. Pero si alguien en Polonia debería provocar miedo en sus rivales ese es Robert Lewandoski. Su firma: 22 goles en la recién acabada temporada. Sus números asustan y su juego más.
En la otra mitad de campo del partido inaugural se encontrará Grecia. La selección helena es una completa incógnita. Por jugadores es muy semejante, salvo el héroe de la final Charisteas, a aquella que se proclamó campeona de la Euro 2004 en Portugal. Por juego, tampoco es muy diferente, ya que ni en aquel campeonato, Grecia mostró un fútbol digno de ser vencedor. Injusticias del fútbol. Sus filas emanan notables aromas de veteranía. La media del equipo está en torno a los 27 años de media, con pocas promesas y muchos nombres que ya aparecían en al menos las dos Euros anteriores. De entre todos ellos destacan dos jugadores de gran experiencia: el siempre talentoso Karagounis y el eje de la selección, Kostas Katsouranis. Ambos, cada uno en lo suyo, aportan a su selección técnica y trabajo por doquier. Su papel en el torneo estará pendiente de ser la sorpresa de un grupo en el que posiblemente sea el equipo más débil.
Las otras dos selecciones, por lógica y juego, se repartirán las dos plazas que dan el pase a octavos de final. La República Checa y Rusia lucharán por el primer puesto para evitar encontrarse a un “coco” en octavos, aunque difícil viendo el nivel de los otros grupos. El conjunto checo llega a la Eurocopa tras dejar en la repesca a Montenegro tras quedar segunda en su grupo de la fase clasificatoria por detrás de España. Muy buenos torneos nos ha dejado en la retina. La gran delantera del 2004 formada por Milan Baros y Koller que hizo las delicias de muchos aficionados a este deporte. La República Checa llega a la Euro de Polonia y Ucrania con una lista de jugadores de un caché más elevado. Algunos como Tomas Rosicky, Plasil, Baros y, sobre todo, Peter Cech han sido o son futbolistas de clubes de primer nivel. De entre todos ellos, el portero del reciente Campeón de la Champions League, el Chelsea, es todo un buque insignia para su país y, por tanto, para su selección.
Por último nos encontramos a la Rusia de la semifinal del Europeo de Austria y Suiza. Aquella selección deslumbró al mundo entero con partidos memorables como el de octavos de final ante una todopoderosa Holanda que había dejado por el camino a selecciones como Francia. El equipo que por aquel entonces lideraba un desconocido Andrey Arshavin, ahora en el Arsenal, cayó en semifinales ante la selección que, a posteriori, se proclamaría campeona, España. El gran torneo que hicieron en 2008 es la referencia para este año. El relevo en el banquillo no supondrá un cambio muy grande, ya que a pesar de ser dos entrenadores de ideas muy diferentes, Hiddink y Advocaat son técnicos de gran carácter y a quienes avalan sus buenos resultados. Al jugador de los gunners se le otorga la responsabilidad de los resultados. Si Arshavin presenta su mejor nivel, Rusia llegará lejos. Si, por el contrario, se pierde en luchas personales e individualismos inútiles su selección perderá muchas de las opciones que tiene. Pogrebnyak, delantero del Fulham ausente en la anterior Eurocopa; Kerzhakov, viejo conocido de la afición sevillista; y Zhirkov, ex del Chelsea que posee un guante en el pie, son algunos de los nombres a destacar.
El devenir de estos países en el torneo dependerá de los planteamientos que hagan en cada uno de sus enfrentamientos. Todos ellos deberán mostrar una gran solidez atrás para asegurar que la dinamita que todos ellos tienen arriba sea rentable. Su emparejamiento en octavos de final será, salvo sorpresa, la crónica de una muerte anunciada.

No hay comentarios :

Publicar un comentario