domingo, 3 de junio de 2012

Euro 2012: Grupo B

LOS CUARTOS PERDERÁN A UN FAVORITO
Van Marwijk, Morten Olsen, Joachim Löw y Paulo Bento en el sorteo / deccanchronicle.com
Este es el grupo estrella del campeonato. Un grupo en el que la teórica cenicienta tendría calidad para ser una de las favoritas del Grupo A, en el que la igualdad es máxima, mas no así el nivel. Alemania, Holanda, Portugal y Dinamarca lucharán por dos puestos en los cuartos de final de la Eurocopa. Esto quiere decir que al menos una de las favoritas al título quedará apeada de la competición en la fase de grupos.

En orden descendente de favoritismo encontramos a la selección danesa. Los de Morten Olsen se clasificaron para el torneo por delante de la todopoderosa Portugal de Cristiano Ronaldo, realizando un fútbol alegre que tiene como máxima referencia a Niklas Bendtner, delantero del Arsenal cedido al Sunderland. Después de no haber logrado clasificarse para la anterior cita europea, Olsen ha conseguido dar continuidad a un grupo de futbolistas jóvenes que hacen gala de una gran seriedad defensiva y que gracias al joven Christian Eriksen son capaces de elaborar un juego alegre durante algunas fases de los partidos. Uno de los nombres que más nos suenan en España es el de Christian Poulsen, ex del Sevilla. El veterano centrocampista está lejos de ser aquel que deslumbró en la capital hispalense y cuyo nivel le llevó a la Juventus. Apenas ha contado para el seleccionador y su participación ha sido prácticamente testimonial. Otras de las referencias ofensivas es el extremo izquierdo Krohn-Delhi, que actualmente milita en el Brondby danés. Por tanto, si atendemos a la brutal competencia del grupo B, las opciones de Dinamarca pasan por puntuar en, al menos, dos partidos y esperar a que Alemania afronte el último choque con los deberes hechos. Dos empates y una victoria podrían ser suficientes para dar la campanada.

Paulo Bento tiene una difícil papeleta con Portugal. Apenas Cristiano Ronaldo destaca por encima del resto de sus compañeros. Él es quien debe llevar en volandas a su selección. Portugal siempre es un equipo a tener en cuenta, ya que tiene jugadores que militan en los mejores equipos del mundo. Meireles es uno de ellos. Actual campeón de Europa con el Chelsea, es un jugador de una gran intensidad durante los noventa minutos pero que no define partidos. Su lucha es loable pero su creatividad es limitada, por lo que la creación del combinado luso no debe ser responsabilidad suya. Son Veloso o Moutinho los encargados de darle algo de alegría al juego, sin descuidar las labores defensivas en ningún momento, pues por todos es conocido el poco apego que Nani y compañía le tienen a las labores defensivas. Precisamente es en la retaguardia donde Bento puede estar más tranquilo. Pepe es el líder de una defensa que completa junto a jugadores como Bruno Alves o Coentrao. Este último deslumbró en Sudáfrica pero su rendimiento en el Madrid ha sembrado muchas dudas. Es en la parte más adelantada donde podemos encontrar el peligro y al mismo tiempo la incertidumbre de esta selección. Cristiano Ronaldo es todo en este equipo. De él dependerá el papel que su país haga en este torneo, ya que no se pueden confiar esas opciones a eternas promesas como Quaresma o Helder Postiga. Buenos jugadores cuya regularidad está aún por llegar. Quizá Nani también esté capacitado para desequilibrar algún partido, aunque su rendimiento tras haber superado su lesión aún es un interrogante.

En cambio, Holanda es todo alegría. Las dudas que encontramos en la vanguardia lusa, por defecto, las encontramos en la holandesa por exceso. Huntelaar y Van Persie son dos arietes de talla mundial que no tienen sitio en un mismo once. Van Marwijk no parece estar dispuesto a alinearles juntos, pues su esquema está condicionado por la presencia de dos rápidos extremos (Robben y Kuyt) y por la llegada de Sneijder desde segunda línea. Sin embargo, la irrupción de Ibrahim Afellay tras una temporada en blanco podría hacer cambiarle de planes. Ayer cuajó una gran actuación en el partido que Holanda ganó 6-0 ante Irlanda del Norte y puede ser una de las sorpresas de la competición. El joven centrocampista del Barça salió de titular y marcó dos goles. Es en la medular donde puede naufragar el juego orange. Jugadores como De Jong o Van Bommel les borran la sonrisa de la cara a los aficionados holandeses. El entrenador solo los ha puesto a jugar juntos en situaciones límite y pocas veces han salido de inicio. Es Strootman el encargado de sacar el juego con criterio. El del PSV es uno de los fijos en esta selección y tiene ante sí la oportunidad para dar el salto a un equipo grande a nivel continental. Holanda siempre es favorita en una Eurocopa y este año más si cabe, pues cuenta con el mismo bloque que le llevó a la final en Sudáfrica.

Por último, los que siempre ganan. Alemania está ávida de títulos. Si bien ha cuajado portentosas actuaciones en los últimos quince años, no saborea las mieles de la gloria desde la Euro del 96 de los Países Bajos. En las dos últimas citas ha sido España la que ha truncado los planes germanos y la que, a su vez, ha impedido que jugadores de la talla de Lahm, Schweinsteiger o Klose no hayan podido inaugurar aún su palmarés a nivel de selección. El alemán es un equipo talentoso, que tiene en Özil al máximo exponente en este aspecto. Junto a Thomas Muller es quien debe aportar ese plus goleador al equipo cuando Mario Gómez y Klose no tengan el día. También Podolski ha de ser importante. Su reciente fichaje por el Arsenal debe ser el incentivo que necesitaba para hacernos recordar a ese extremo veloz que nos deslumbró en 2006. En la medular la sobriedad está asegurada. Khedira es el jugador que gusta a los entrenadores, una niñita de Pep en potencia. Siempre cumple. No se le pueden pedir extravagancias, pues no es un hombre para eso. Él recupera balones y se los cede rápido a los que saben. Sin embargo, las pocas veces que se incorpora en ataque suele hacerlo con decisión y suele ser un gran factor sorpresa. Y en la portería Joachim Löw ha encontrado el relevo perfecto para Oliver Kahn. Neuer es un portero colosal. Ha sabido complementar su gran temporada con el Schalke en 2011 con una actuación portentosa con el Bayern en 2012. Fue especialmente determinante en la tanda de penaltis de semifinales de Champions en el Bernabéu. Aunque suene a tópico: Alemania es favorita en cualquier torneo en el que participe.

La existencia de este grupo de brutal competencia se debe a las condiciones de un sorteo desigual en el que Ucrania y Polonia fueron cabezas de serie. Por ello, como mínimo un equipo potente se quedará en el camino, de lo que saldrán beneficiadas el resto de selecciones. Como espectadores, lo único que podemos hacer es reservar plaza en el sofá los días 9, 13 y 17 de junio, pues esos días el buen fútbol está garantizado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario