miércoles, 6 de junio de 2012

El camino hacia Primera: Hércules C. F.

MANDIÁ QUIERE SU SEGUNDO ASCENSO

Míchel celebra un gol en el empate a 2 ante el Xerez / David Costa (diarioinformacion.com)
La dura temporada que se ha vivido en este año en Segunda División acaba con unos no menos duros play offs. Los emparejamientos, caprichosos, han unido a los cuatro equipos implicados en una mezcla clara de veteranía e inexperiencia. Valladolid-Córdoba y Hércules-Alcorcón serán los partidos que decidan el nombre del equipo que vivirá el sueño de jugar en Primera al menos durante un año.


De estos dos encuentros, el que enfrenta a alicantinos y madrileños tiene un aliciente especial. Muy probablemente de este emparejamiento salga el nuevo equipo de la Liga BBVA. Ambos conjuntos han vivido en este año temporadas muy diferentes. Del sueño eterno del Alcor a la temporada convulsa de los blanquiazules. A tan solo dos puntos se ha quedado de los puestos que le hubiese privado de jugar la liguilla de ascenso.

Muy lejos de aquel equipo que sorprendió a muchos en su último ascenso a Primera División, el equipo herculano no ha sabido mantenerse en los puestos de arriba. Su temporada, llena de altos y bajos, les ha jugado una mala pasada, tanto que se han jugado el todo por el todo en el último partido de liga. Hasta la jornada 17, los jugadores  de Juan Carlos Mandiá mantuvieron el liderato del campeonato con amplia ventaja sobre sus inmediatos perseguidores. La pérdida del primer puesto en la siguiente jornada facilitó la tarea al Deportivo de La Coruña, quien puso tierra de por medio. Los gallegos se asentaron en lo más alto de la tabla para no bajarse de ahí en el resto del año.

Subidas y bajadas constantes. El Hércules llega a los play offs tras pasar un curso inestable en la tabla clasificatoria. Hasta 15 puntos llegó a tener de desventaja frente al primer clasificado, muy lejos de cumplir con las exigencias del guión y de acceder a los puestos que dan plaza directa para subir de categoría. Lejos de contar con los jugadores de primer nivel  con los que se descendió el pasado año, el equipo ha sacado la campaña adelante con una plantilla completamente nueva. Muy pocos han sido los que se quedaron.

Ni Trezeguet, ni Valdez, ni, por supuesto, el díscolo Drenthe se han mantenido en las filas del conjunto alicantino esta temporada. Con el descenso se fueron por la puerta de atrás para no hacer un ruido que pudiese levantar ampollas. Sin ellos, han conseguido lo más difícil. El mantenerse con la fuerza suficiente como para llegar al final de la liga con vida es digno de alabar. Enfrente tendrán a un grandísimo equipo que, probablemente, disfrutará de una posibilidad única de subir a la Liga BBVA. El Alcorcón será un rival más que digno para enfrentarse a un clásico del fútbol español. El Hércules lo es y ahora es momento de demostrarlo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario