domingo, 6 de mayo de 2012

Europa pasa por el Bernabéu

Los jugadores celebran el gol de Pina ante el Levante / EFE
Una temporada más, distinto equipo. Joaquín Caparrós se confirma (por enésima vez) como uno de los entrenadores más sólidos de la Liga BBVA con su impecable trayectoria en esta su primera campaña al frente del Mallorca. Después de haber conseguido el objetivo de la permanencia hace unas jornadas, las últimas cuatro victorias consecutivas en el campeonato han posicionado al conjunto balear en sexta posición, la última que da acceso a jugar Europa League el próximo año.
Así pues, el equipo bermellón depende de si mismo para jugar un torneo continental el año próximo. No obstante, disputará el último partido del campeonato en un escenario poco propicio para celebrar una victoria como visitante: el estadio Santiago Bernabéu. Si bien el Real Madrid ya es campeón, no permitirá que nadie profane su templo con un triunfo fácil, por poco que se juegue. Ya lo ha podido comprobar el Granada (este como local), que se jugaba la permanencia en la máxima categoría del fútbol español y ha perdido contra un Madrid ‘a medio gas’ y con más de la mitad de suplentes en su once inicial.
No obstante, el Mallorca es el equipo con mejor racha de todo el campeonato y la motivación por entrar en Europa tiene que ser suficiente para, por lo menos, competir los 90 minutos. Además, varios de sus jugadores más importantes han llegado en un excelente estado de forma a este final de liga, lo cual ha posibilitado, en gran parte, estas cuatro victorias seguidas. Su mejor hombre, ‘Chori’ Castro, ha vuelto a desequilibrar en banda izquierda y a crear ocasiones de gol para su equipo gracias a su buen golpeo en las jugadas a balón parado, una de las especialidades de Caparrós. Precisamente, en un córner sacado por Castro, llegó ayer el gol de Pina para derrotar al Levante y superarle en la clasificación. Además, el conjunto mallorquinista hizo que el gol average particular con los valencianos cayera de su lado. Aparte de Castro, los otros tres puntales del equipo balear en estas últimas jornadas han sido, precisamente, Tomás Pina, que se ha destapado ofensivamente con dos asistencias y un gol en los tres últimos partidos; Nsue, el cual ha resurgido de sus cenizas con su reconversión a lateral derecho; y Víctor Casadesús, que cada vez que marca su equipo gana.
Todos ellos bajo la batuta de un entrenador que ya es un clásico de nuestra liga. Un hombre cuya pasión por el fútbol, que se puede adivinar viéndole en la banda con solo unos segundos de partido transcurridos, le hace ganar adeptos entre los aficionados, al mismo tiempo que inyecta un plus de intensidad a sus jugadores sobre el césped. Quédese muchos años, Joaquín.

2 comentarios :

  1. eso ojala que Caparros se quede mucho tiempo, es un gran entrenador para el Mallorca!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Vamos Malloca está en tus manos!!
    Una seguidora del Madrid.

    ResponderEliminar