lunes, 28 de mayo de 2012

Discrepamos como siempre, creemos como nunca

Soldado, durante un entrenamiento con la selección / Efe
Ya conocemos a los 23 jugadores que intentarán revalidar el trono europeo en Polonia y Ucrania a partir del próximo 8 de junio. Finalmente, Vicente Del Bosque ha optado por la continuidad y ha descartado a Adrián, jugador del Atlético, en la selección final, otorgando su plaza al azulgrana Pedro, cuestionado por su floja temporada en el Barça, y aparentemente recuperado tras lo visto en la final de la Copa del Rey.
Del Bosque ha tomado así una determinación difícil, tras el buen papel de Adrián en el amistoso contra Serbia, en el cual marcó el primer gol y provocó el penalti que dio origen al segundo. El asturiano ha hecho una temporada digna de mención y merecedora del premio de la convocatoria para la cita continental, dado su gran talento. Ha demostrado ser especial y quizás, si mejora sus registros goleadores, el futuro sustituto de Villa en La Roja. Polonia y Ucrania parecían escenarios ideales para explotar en el mejor escaparate posible, pero el sabio seleccionador nacional ha decidido dosificarle y optar por su participación en los Juegos Olímpicos (casi con toda seguridad).
El otro asunto por definir era el puesto de delantero que se estaban disputando Soldado y Negredo, y que ha sido finalmente para el jugador del Sevilla. Ambos han hecho méritos para estar en la cita de Polonia y Ucrania, pero Del Bosque se ha decantado por el notable tramo final de Negredo, que ha marcado siete goles en los últimos dos meses. Todo lo contrario que Soldado, el cual solo ha conseguido dos tantos en toda la segunda vuelta de la Liga BBVA.
En ambos casos, todos los aficionados tienen sus gustos, preferencias y razones sobre quiénes deben o no ir a la Eurocopa. Seguramente Adrián es el que más lo merecía de los que han quedado fuera, tanto por rendimiento como por sus diferentes característcas con los futbolistas que hay en la selección, pero lo que hace cuatro años hubiera sido malestar y casi clamor popular entre aficionados y periodistas, hoy es discrepancia política que se queda en eso gracias al ciclo glorioso que estamos viviendo, y el cual tenemos muchas probabilidades de ampliar, ya sea con Pedro o con Adrián. Hay confianza, prácticamente ciega, en este grupo y en el seleccionador, lo cuál, sin duda, facilitará la tarea de revalidar el trono continental.

No hay comentarios :

Publicar un comentario