sábado, 7 de abril de 2012

Un mes de infarto

Mou, en rueda de prensa / elmundo.es
En las próximas semanas el Real Madrid afrontará uno de los meses más decisivos de las últimas temporadas. Uno tras otro, los rivales más duros de la Liga BBVA (con el único respiro del Sporting en el Bernabéu) y el Bayern Munich en la Champions League pondrán a prueba el proyecto de Florentino Pérez y Jose Mourinho. Y es que el mes que le espera al Madrid en su intento de poner fin a la supremacía del Barça pasa por superar los obstáculos más duros de la temporada.
El primero en medirse al Madrid será el Valencia de Unai Emery, tercero en la Liga y flamante semifinalista de la Europa League. Sin duda, una buena piedra de toque para comenzar las que serán las cuatro semanas más importantes de la etapa de Mou como técnico madridista. Tras el conjunto ché, Atlético, Sporting, Bayern, Barça, otra vez los alemanes, Sevilla y Athletic de Bilbao. Estos son los equipos que pueden hacer que los aficionados merengues sufran ataques de nervios continuos ante la gran oportunidad de bajar al Barcelona del pedestal del fútbol mundial.
No obstante, es difícil imaginar las consecuencias en el caso de que el Madrid no consiga alguno de los títulos que le quedan en juego. A falta del partido de mañana ante el Valencia, los de Pep Guardiola no han fallado en su intento de meter toda la presión posible, y han goleado al Zaragoza en La Romareda por 1-4. Si el Barça consigue voltear la situación en la competición doméstica e impedir la consecución de la tan ansiada décima Copa de Europa, puede que Florentino Pérez se vea obligado a desistir en su intento de acabar con la hegemonía del conjunto catalán.


Así las cosas, no es extraño que los servicios de sanidad madrileños privaticen totalmente sus servicios para poder sacar la mayor cantidad de beneficios ante la posible demanda que las unidades de cardiología puedan tener durante las próximas cuatro semanas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario