martes, 3 de abril de 2012

Se impuso la lógica

Iniesta celebra el 3-1 / mundodeportivo.com
El Barça se impuso por 3-1 al AC Milán en un partido que mereció ganar de principio a fin. De esta manera y tras el empate sin goles cosechado en Italia, el equipo catalán se clasifica por quinto año consecutivo para las semifinales de la UEFA Champions League.
Con un dominio aplastante del balón, pero sin el brillo que le caracteriza y perdonando en exceso, los de Pep Guardiola ganaron sin pisar el acelerador. Por su parte, el Milán no estuvo a la altura de las circunstancias, concretamente la defensa. No se pueden cometer tantos errores infantiles ante un equipo de la entidad del FC  Barcelona. Más aún si estamos hablando de jugadores tan experimentados como Nesta o Antonini. Los dos penaltis cometidos por estos defensas fueron dos regalos que encarrilaron la eliminatoria para los locales. Especialmente llamativo fue el de Nesta, que ya estaba agarrando a Busquets antes de que se pusiera el balón en juego.
El combinado italiano cuenta con un talento infinito en la parte de arriba, pero, tras la salida de Pirlo, adolece de un jugador con criterio y piernas frescas en la línea medular. Si bien es cierto que Clarence Seedorf aún atesora gran parte de su enorme calidad, a sus 35 años no se le puede exigir que se eche su equipo a la espalda ante todo un Barcelona. Por eso, Ibrahimovic, Robinho (al que esperaremos eternamente) y Boateng se sienten huérfanos de buenos pases ante equipos de gran nivel. Si a sus compañeros les arde el balón en los pies, a ellos es una delicia verles tratarlo. Fue una pena que Ibrahimovic no dispusiese de más ocasiones para asombrarnos a todos. No obstante, dio el pase a Nocerino que supuso el empate a uno.
Jugadores así le sobran al Barça. Como siempre, Xavi cuajó un excelente partido, pese a sus molestias previas. Iniesta volvió a ser un quebradero de cabeza para la defensa rival, apareciendo en todos los rincones del campo. Alves subió por la banda una y otra vez, generando gran sensación de peligro. Y Messi, que sin hacer uno de sus mejores partidos, marcó dos goles y participó en el tercero, de Iniesta. Ante eso es difícil responder. Y si a esto le sumamos un Mascherano colosal y un Busquets que no perdió nunca el sitio, pues el resultado se antoja comprensible. La única mala noticia de la noche fue la lesión de Piqué.
Ahora toca esperar rival. Este saldrá del enfrentamiento entre Benfica y Chelsea. El equipo inglés recibe en Stanford Bridge al equipo portugués con la ventaja lograda en el Estadio da Luz (0-1). Los aficionados culés ya empiezan a salivar recordando la carrera de 50 metros de Guardiola por la banda del estadio del Chelsea.

No hay comentarios :

Publicar un comentario