sábado, 21 de abril de 2012

Con todo a favor... excepto el físico

Xabi Alonso persigue a Messi en un partido de Copa / Getty Images
A partir de las 20:00 en el Camp Nou, podremos observar el primero de los partidos de esta Liga BBVA  que puede sentenciar el campeonato a favor de un equipo en función del resultado que refleje el electrónico una vez disputados los 90’. Un empate, o bien una victoria del Real Madrid en el estadio de su eterno rival acabaría con cualquier esperanza blaugrana de cara a la consecución del título, ya que los blancos tendrían que fallar en dos de los cuatro choques (en caso de empate, tres en caso de victoria) que aún quedan tras la disputa de esta trigésimo quinta jornada, con la premisa de que el Barça tendría que ganarlo todo.
No obstante, muchas dudas surgieron en torno al equipo de Jose Mourinho después de la derrota europea ante el Bayern Munich. El nivel físico mostrado por varios de los jugadores clave en el Allianz Arena encendió la luz de alarma entre la parroquia blanca, más que nada por quiénes dieron tales muestras de cansancio: Xabi Alonso y Özil. Además de ser dos de los futbolistas más inteligentes y talentosos del Madrid, son las principales armas tácticas del club de Chamartín a la hora de realizar la dura tarea de discutirles el balón a los centrocampistas del Barcelona. Este declive físico hace pensar que Mou le dará una nueva oportunidad a Kaka’, aunque con el genial e impredecible técnico portugués cualquier suposición resulta precipitada.
En el bando contrario, todas las miradas apuntan a Leo Messi. El Barça careció de pegada en la derrota del pasado miércoles ante el Chelsea, donde los de Pep Guardiola remataron a puerta en 24 ocasiones. El marcador a cero en el día más errático del ‘10’ argentino suscitó (otra vez) el debate de la Messidependencia en las tertulias futbolísticas. Desde luego, si el Barça quiere ganar esta noche otros jugadores tienen que dar un paso adelante a la hora de rematar, ya que Leo estará vigilado por dos formidables centrales como Ramos y Pepe. Iniesta y Fábregas están señalados. Ellos son los elegidos para romper entre líneas y buscar el remate si Messi no está acertado.
Una vez evaluado el estado de ambos conjuntos, toca nombrar (esperemos que sea la única ocasión, incluso después del partido) al valiente que tendrá que impartir justicia, con un silbato y dos tarjetas como únicos instrumentos, en el terreno de juego. Undiano Mallenco es uno de los árbitros más experimentados y menos calamitosos de la Liga BBVA, por eso es un fijo en estos choques (será su sexto ‘clásico’ entre Liga y Copa). Toca desearle suerte y rezar para que pase desapercibido para que, por una vez desde que Pep y Mou son rivales en los banquillos de Barça y Madrid, respectivamente, no tengamos que hacer ni siquiera una mínima mención del colegiado navarro en el crónica.

No hay comentarios :

Publicar un comentario