viernes, 23 de marzo de 2012

¿Te acuerdas de... Karpin?

KARPIN, EL HOMBRE QUE NO SE ACHICA ANTE NADIE
Cromo de Karpin 95-96 / Minuto 91
Nuestro viaje por la década de los 90 en Primera División continúa con otro de los máximos exponentes del fútbol pasional e impulsivo, donde la sangre y las altas pulsaciones se imponían al uso de la cabeza. Las protestas airadas a los árbitros fueron una constante en el comportamiento de Valeri Karpin sobre los terrenos de juego durante las once temporadas que duró su estancia en nuestra liga. Real Sociedad, Valencia y Celta de Vigo disfrutaron del juego del estonio y también sufrieron con su temperamento, quizás por encima de su calidad futbolística.
Y no lo digo precisamente porque fuera un mal jugador, ni mucho menos. Cuántos jugadores hubieran deseado tener una carrera tan digna y sólida como la de Karpin, un clásico de Primera División que ha dejado huella (para bien o para mal) entre los aficionados al fútbol en España, sobre todo por su tremendo carácter. Aunque nada despreciables son sus cifras goleadoras en la competición liguera, donde consiguió 70 tantos en 11 temporadas. Sin duda, un buen registro para un centrocampista de banda derecha, que consiguió este número de goles gracias a su gran llegada.
Cuando hablo de su difícil carácter no solo hago referencia a lo que tengo grabado en mi memoria. Los números cantan: recibió la friolera de 85 tarjetas amarillas y fue expulsado en seis ocasiones en liga. Casi nada.
Su buen rendimiento y su clase no se vieron recompensados con ningún título destacable, si bien consiguió ser importante en los clubes en los que jugó, exceptuando el Valencia, por donde pasó sin apenas hacer ruido. En sus años en el Celta formó un tándem de lujo con el ruso Mostovoi, un jugador de un talento increíble que se convirtió en un emblema del club gallego, al cual llevaron a jugar la UEFA cuatro años consecutivos de los cinco que ambos coincidieron allí. Su estancia en Vigo supuso que, inevitablemente, se convirtiera en un objetivo de los insultos de los seguidores del eterno rival, el Deportivo de la Coruña. Os dejo un vídeo de una de las seis expulsiones de Karpin en Primera División, ya en su segunda etapa como jugador de la Real Sociedad y precisamente en Riazor:
En él observamos como los aficionados despiden a Karpin con insultos durante su sustitución y este, en vez de contenerse, aplaude irónicamente a la grada. Entonces el árbitro decide enseñarle la segunda tarjeta amarilla que conlleva la expulsión, celebrada por el público deportivista.
Especialmente buena fue la temporada 2002-03, ya en su segunda etapa en la Real, donde su presencia junto a las de Xabi Alonso, Nihat, De Pedro y Kovacevic, entre otros, llevaron al club txuriurdin al subcampeonato de liga, disputando el título con el Real Madrid hasta la última jornada y consiguiendo la clasificación para la Champions League la siguiente temporada.
A nivel internacional, Valeri Karpin jugó con la selección de Rusia a pesar de ser estonio, ya que sus padres son originarios de aquel país. Con dicha selección disputó un total de 72 partidos, y a día de hoy es el segundo jugador que más veces ha vestido esta camiseta, solo por detrás de Onopko, ex jugador del Real Oviedo. En esos partidos consiguió anotar un total de 17 goles, siendo el cuarto máximo goleador de Rusia en su corta historia.

Como última curiosidad, os dejo un vídeo que muestra imágenes del torneo Ciudad de Vigo 1990, disputado entre Celta de Vigo y Spartak de Moscú, donde militaban Karpin y Mostovoi. Esto es una tarjeta de presentación y lo demás, tonterías:

No hay comentarios :

Publicar un comentario