miércoles, 7 de marzo de 2012

Europa se rinde ante Messi

Messi celebrando uno de sus cinco goles en el partido de esta noche / 20minutos.es
Cuando parecía que Leo Messi había llegado a la cima futbolística mundial y no podría vapulear otro record futbolístico como viene haciendo desde el momento en el que debutó, en el partido de esta noche que enfrentaba al FC Barcelona y al Bayern Leverkusen el argentino ha vuelto a romper todas las estadísticas. El 7-1 del resultado final habla por sí solo y los cinco goles del 10 blaugrana dejan sin palabras.
Por primera vez en la historia de la Liga de Campeones, un jugador conseguía marca cinco tantos en un partido. A pesar de que el partido que se jugó en la noche de hoy en el Nou Camp no haya sido un vivo ejemplo de lo que es una noche Champions, el mérito es indudable. Es utópico posicionarse en una variante que no reconozca la enorme calidad de Messi. La Pulga hoy parecía ser más grande que nunca. Todo le salió, todo le entró y el espectáculo mostrado sobre el campo es digno de los mejores del mundo. Sin duda, el de Rosario pasará a ocupar, con el paso de los años, un sitio en el selecto elenco de históricos de este deporte.
Con todos los nombres propios que el viejo continente ha visto deslumbrar en los campos de fútbol de su competición más laureada, ninguno de ellos ha conseguido lo mismo que él. Algunos como Raúl o Giggs aún le pelean trofeos individuales que teniendo en cuenta el paso firme que lleva el argentino se empieza a vislumbrar su fecha de caducidad. A pesar de no haber conseguido la épica de los cincos goles en 90 minutos, el ex del Real Madrid, ahora en el Schalke 04, sigue siendo el máximo goleador de la competición con 72 dianas, mientras que el jugador del Manchester United aguanta firme en la cima de jugadores con mayor número de partidos en la competición (144 encuentros).
Pasarán los años y recordaremos los buenos momentos que el argentino nos dio. En su retiro nos estremeceremos al ver cómo uno de los más grandes colgará las botas dejando atrás noches de locura y diabluras que solo los privilegiados hemos podido contemplar. Goles como los vistos en la noche de hoy, solo dignos de jugador 10, así lo proclama su camiseta, engrandecen sus cualidades frente a las del enemigo, mostrándose altanero y reflejando una enorme superioridad frente a aquellos que no contaron con la bendita fortuna de ser tocados por la varita de algún ser superior.

1 comentario :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar