martes, 21 de febrero de 2012

Un gol de los que dejan helados

Los jugadores del CSKA celebrando su gol en el minuto 93 del partido / as.com
En la previa del partido que enfrentaba ayer al CSKA de Moscú y al Real Madrid se insinuaba un ligero aire de tragedia que podría venir provocado por las malas condiciones del terreno de juego y la siempre incómoda temperatura de Rusia. Tras el partido parece que aquellas sensaciones se han convertido en realidad.
Las declaraciones de José Mourinho días antes del partido en las que aseguraba que para sacar un buen resultado del Estadio Olímpico Luzhnikí de Moscú sería necesario aportar un plus de intensidad no se ha visto hoy reflejada sobre el verde. Con un partido flojo en intensidad que una vez más se vio reflejada en otro, y van unos cuantos, gol a balón parado. A pesar de que gran parte de la afición ve el resultado como un accidente, el equipo blanco no fue superior por juego en ningún momento del partido. Como pasara en el partido de la semana pasada que enfrentó al FC Barcelona y al Bayern Leverkusen, el equipo moscovita saltó al terreno de juego con más respeto que ideas. Demasiado miedo que en una competición como la Champions no debiera presentarse tan evidente.
A pesar del poco fútbol practicado por el conjunto merengue, la calidad que posee arriba le facilita mucho la labor a la hora de llegar con peligro al área rival. En apenas dos o tres toques el club madrileño conseguía acercarse a la meta de Chepchugov, guardameta del CSKA, con bastante peligro. La lesión de Karim Benzema mermó en cierta manera al ataque visitante. ¡Lástima la lesión del francés! El Madrid no solo se trae de tierras rusas un empate doloroso por la manera en que se produjo, sino que pierde, veremos por cuánto tiempo, al jugador “top” de esta temporada. La pérdida del delantero bleu y más si es grave, sería la peor noticia que el club blanco podría sacar de estos octavos de final.
No son muchos los que aquel día en el que se conocieron los enfrentamientos europeos hubiesen imaginado hoy un resultado negativo. Pero lo cierto es que siempre que se viaja a campos como el de esta noche las probabilidades de sorpresa en el resultado final son muy amplias. Con todo ello, parece que para Mou, la culpa del 1-1 reinante en el marcador final tiene nombre propio Bjorn Kuipers, el árbitro del encuentro. Para el luso existe una falta previa a Cristiano Ronaldo que no pitó y que sí pitó en el posterior ataque del equipo ruso dando una falta en contra que significó el inicio de la jugada del empate en el minuto 93. Lo que parece que no vio el entrenador blanco fue, primero, la mano absurda de Coentrao y, segundo, el mal despeje de Arbeloa.
Con una asignatura pendiente, las jugadas a balón parado, Mourinho además se trajo para Madrid un resultado que no deja margen de maniobra. A pesar de lo fácil que puede parecer, un gol absurdo como el de esta noche en el partido de vuelta dejaría fuera del camino  hacia la tan ansiada décima Copa de Europa. Del mismo modo, es difícil no creer en la remontada en el Estadio Santiago Bernabéu, más si cabe, después del probable rapapolvo que los jugadores habrán escuchado tras el pitido final. Veremos si lo de hoy ha sido únicamente problema de bajas temperaturas o exceso de confianza al ver cómo el rival entrega sus armas antes de tiempo.

2 comentarios :

  1. Que el madrid jugase poco vistoso tiene excusa, demasiado frío y césped artificial, que dificulta el fútbol ya que hace extraños el balón, bota "raro", y eso para un jugador que no está acostumbrado puede merecer al menos el privilegio de la duda. No nos equivoquemos el Madrid no es un equipo de superioridad de posesión le va más el juego de toma y daca.Sin embargo creo que escudarse en favoritismos arbitrales es una práctica victimista que el Luso está incorporando al Gen merengue y empieza a resultar un poco pesado, puesto que creo que el madrid tiene, o ha tenido un orgullo como equipo que a muchos otros ya les gustaría, y esa imagen de perro apaleado dando "penica" no le pega. Señores que esto no es una conspiración anti-Décima!!

    ResponderEliminar
  2. Con una asignatura pendiente, las jugadas a balón parado, Mourinho además se trajo para Madrid un resultado que no deja margen de tiffany heart necklace
    tiffany cuff
    tiffany accessories
    Tiffany 1837

    ResponderEliminar