sábado, 21 de enero de 2012

Sevilla recupera parte de su orgullo

Pepe Mel y Marcelino se saludan antes del derbi / Morenatti (as.com)
El Benito Villamarín vivirá esta noche uno de esos partidos que tendrían que repetirse año tras año sin falta y con la Liga BBVA como plataforma. Betis y Sevilla se verán las caras después de tres años sin derbi sevillano, que se prevé repleto de emoción y tensión pero también regido por una deportividad absoluta a pesar de la rivalidad, como bien se han encargado de demostrar tanto directivas como entrenadores y plantillas en los días previos al encuentro. Chapeau para todos.
No podía llegar mejor este partido si nos fijamos en la clasificación: el equipo de Marcelino está situado séptimo, a un punto de la Europa League, mientras que los de Mel solo tienen tres puntos menos que su rival histórico y se encuentran en la undécima posición, lo que hace pensar que podremos disfrutar de un partido bastante abierto y con alternativas para ambos conjuntos. En los días previos, hemos observado varias declaraciones desde el equipo verdiblanco en las que daban como favorito al Sevilla. No obstante, las sensaciones que ambos equipos desprenden en sus partidos son bien diferentes.
Los sevillistas, si bien cuentan con más puntos que su eterno rival, no ofrecen la imagen de equipo que Marcelino querría a estas alturas de temporada. Sus dificultades para hacer gol, consecuencia de un juego de creación bastante escaso, están dando lugar a soluciones improvisadas en forma de fichajes como el del ex atlético Reyes y del delantero, procedente del Marítimo de Funchal portugués, Babá, presentado esta misma mañana. En cambio, Pepe Mel ha conseguido imponer un estilo de juego definido en su equipo y solamente la menor calidad individual y la falta de gol de sus jugadores en ciertos partidos hace al Betis estar por debajo del Sevilla en la clasificación. Una gran muestra de lo que es este equipo es el partido disputado la semana pasada en el Camp Nou, donde estuvo a punto de darle una sorpresa al Barça gracias al descaro y buen juego desplegado.
Por tanto, doy como favorito al Betis a pesar de todo lo dicho por los protagonistas durante la semana porque, además, contarán con el respaldo de un Villamarín a rebosar para honrar un partido que es tan patrimonio histórico de la ciudad de Sevilla como la Giralda. Disfrutemos del espectáculo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario